CONSTRUCCIÓN

Destacados

CONSTRUCCIÓN

Publicado 21 julio, 2011

La caída de la Construcción arrastra a la distribución especializada

La pésima situación que vive el sector de la Construcción en nuestro país arrastra a otras actividades industriales y, evidentemente al comercio especializado.

Los establecimientos de materiales de construcción están inmersos en una encrucijada de la que están saliendo los más grandes, lo que han apostado por la diversificación y por aplicar en sus comercios unas fórmulas atractivas y funcionales de marketing.

 

 

Los últimos datos que hablan de un crecimiento en 2010 del 6,8% respecto a 2010 en el mercado inmobiliario y las previsiones optimistas de fabricantes y distribuidores de ferretería y bricolaje, expuestas en el último Congreso Aecoc del sector, dejan una puerta abierta a la recuperación, lenta pero progresiva.

Pero la recopilación de cifras, ideas y sensaciones sobre la “madre”, la Construcción, nos parece fundamental para situarnos y para comprender mejor la dura situación del comercio mayorista y minorista español.

La caída de la construcción en España continuará al menos hasta 2014 y será el único país de su entorno en el que la actividad no se recuperará durante este período, según el informe “Una proyección global para el sector de la construcción en la próxima década” elaborado por expertos de las consultoras Oxford Economics y Global Construction Perspectives, y financiado por cuatro empresas constructoras: Cemex, Holcim, Lafarge y Orascom.

“Pese al enorme descenso registrado en la construcción de vivienda nueva, España no se recuperará rápidamente de su dramática caída como sí ocurrirá en otros países como el Reino Unido, Italia o Alemania”, apunta Mike Betts, uno de los autores del citado estudio.

Por sectores, la actividad residencial descenderá hasta 2014 el 0,2%, la no residencial crecerá el 1,2% mientras que la construcción de infraestructuras bajará el 1,1%.

De hecho, el volumen de vivienda nueva en España ha incrementado su caída en 2010″.

Los fondos europeos para el desarrollo destinados a España se han reducido significativamente y la situación presupuestaria del país ha empeorado de forma manifiesta en 2008 y 2009.

Mejores son las perspectivas para 2014-2020, cuando se espera que la actividad del sector crezca un 2,5%, por encima de Italia (1,3%), Alemania (1,7%), Francia (1,2%) aunque todavía por debajo de Grecia (4%) y el Reino Unido (2,9%).

Para 2020, los expertos prevén que España sea el séptimo mayor mercado del mundo en términos de actividad constructora, dos puestos por debajo del que ocupa actualmente, y será superada por Corea del Sur y la India.

El mercado mundial de la construcción mueve actualmente 7,5 billones de dólares (unos 5 billones de euros), el 13,4% del PIB mundial, y en España esta cifra supera los 290.000 millones de dólares (194.000 millones de euros), según los datos del analista Mike Betts, quien subraya que el Gobierno español debería centrar sus esfuerzos en “estimular una recuperación que dé paso a una economía más sostenible” y no tan dependiente de la construcción.

Los autores de este documento han valorado las proyecciones sobre población de aquí a 2020, del crecimiento del PIB, de los niveles de desempleo, así como las estimaciones sobre la inversión gubernamental prevista para la próxima década.

La producción ha seguido contrayéndose en el 2010 y se espera que la recuperación sea lenta.

 

Comportamiento cíclico de la Construcción

La profundidad de esta caída se ha manifestado en las principales variables macroeconómicas, pero ha afectado también a otros aspectos de la economía española.
Los datos y análisis económicos muestran con claridad que el sector construcción tiene siempre un comportamiento cíclico en las economías de mercado.

Pero según los datos de distintas fuentes solventes, el sector continuará contrayéndose al menos durante 2011 (-5%), con una contracción en 2010 valorada en  -15% .

La ralentización de la recuperación económica afecta de forma directa a la edificación no residencial. La escasez de nuevos proyectos tramitados durante el 2009 ha tenido continuidad durante el 2010, de manera que a corto plazo la producción continúa en descenso (-26% en el 2010) si bien se confía que en 2011 se pueda tocar fondo simultáneamente con el resto de Europa.

Agregando todos estos componentes, el cómputo global del sector esboza un panorama a todas luces recesivo para el 2010 (-17,7%,) el tercer año de caídas consecutivas y a ritmos de dos dígitos. A diferencia de la media europea, donde el sector abandona la zona negativa en el 2011, se espera que en España la contracción de la producción se prolongue, como mínimo un año más, -4,7% para el 2011, y no se descarta un segundo -0,1% para el 2012.

En total ya van 10 meses en el último lugar de la lista de países europeos en lo que a crecimiento de este sector se refiere.

La construcción se caracteriza por su carácter esencialmente cíclico, vinculado al proceso de maduración de las obras desde su inicio hasta su terminación. Esto, que en el caso de la vivienda supone un desfase medio de aproximadamente dos años, suele implicar desajustes entre las presiones de la demanda y la reacción de la oferta.

 

 

Galopante cierre de empresas

Las cifras de empresas de la construcción que se han dado de baja en 2008 y 2009 suman 170.000, lo que equivale al 23% del total de las empresas españolas que han cesado en su actividad en esos dos años en España. Por otra parte, hay que señalar que el proceso de cierres se ha intensificado en 2009, ya que el número de bajas registradas en dicho año es de 108.000 empresas.
Estas cifras hay que situarlas en un marco de referencia histórica más amplio: de las más de cuatro millones de empresas constituidas en España durante el decenio 1999-2009, aproximadamente el 17% correspondieron a empresas del sector de la construcción.

En la mejora de la economía española hay que seguir contando con el sector construcción y con todo lo que éste puede y debería aportar a dicha recuperación. En primer lugar, porque como sector individual no puede quedar al margen dada su propia importancia económica. Y, en segundo lugar, porque su recuperación arrastrará un amplio número de actividades que alcanzan en conjunto entre el 14 y el 18% del PIB nominal total.

El Colegio Libre de Eméritos, fundación privada de carácter cultural que desde

hace casi un cuarto de siglo promueve la continuidad de la labor de eminentes

profesores universitarios, así como la realización de estudios y publicaciones sobre

Temas, ha publicado recientemente un informe sobre el sector, en el que destacan algunas importantes conclusiones.

La Construcción ha sido, es y seguirá siendo un sector clave en la economía española, tanto por el peso que ha tenido y tiene en la economía, como por las relaciones que mantiene con el resto de las actividades productivas y de servicios.

No cabe concebir una recuperación de la economía española sin una recuperación de la construcción, evitando, por supuesto, que se produzca un proceso tan descontrolado como el que tuvo lugar en el período 2003/ 2007, centrado básicamente en el subsector de la edificación residencial y en la creación de suelo urbanizable.

Además de la fuerte destrucción de empleo en el sector – que se aproxima al millón de puestos de trabajo -, uno de los efectos más graves de la crisis ha sido la desaparición, por cierre, de un elevado número de empresas, que se cifra en alrededor de 170.000.

Entre las causas explicativas de la crisis de la construcción residencial que ha registrado España a partir de 2007, figuran factores tanto desde el lado de la demanda como del de la oferta. Sin duda, las causas de orden financiero y, en particular, el cierre del crédito, se han sumado a las de carácter real.

Se subraya en este informe que, prácticamente todos los agentes (empresas constructoras, promotores, bancos y cajas de ahorros, Ayuntamientos, familias y la propia Administración Central) contribuyeron con sus conductas al proceso de

aceleración y desajustes que acabaron impulsando la crisis.

En cualquier caso, el ‘boom’ constructor e inmobiliario estaba exigiendo un ajuste que hubiera tenido que producirse, aunque posiblemente de forma más suave, que se agravó y ganó profundidad al sumarse la crisis financiera internacional.
Comercio concentrado

Basándonos en el catálogo general de una de las principales cadenas españolas de distribución de materiales de construcción, podemos hacer una clasificación de Familias de producto: Aislamiento e impermeabilización; Azulejos y pavimentos; Baños y decoración;  Carpintería, puertas y ventanas; Cementos – Derivados y afines;  Cerámica industrial y cerramientos; Cubiertas tejados y techos; Entorno del hogar; Fontanería y calefacción; Herramientas y equipamientos; Prefabricados de hormigón;

Productos químicos y pinturas; Protección Laboral.

Cabe destacar la importancia que van ganando en los establecimientos del sector capítulos como interiorismo y decoración, y en algunos casos gamas relacionadas con bricolaje, tímidas por ahora en algunas cadenas y no tanto en otros grupos que cada vez van incorporando más proveedores y más espacio en las tiendas a familias de producto, impensables hace tiempo.

A principios de los 90 el comercio de materiales de construcción se concentra, y aparecen nuevos actores internacionales con importantes recursos económicos, así como grandes superficies especializadas y las tiendas de los propios fabricantes. Como consecuencia, a pesar de haber aumentado su facturación gracias al crecimiento del sector durante los últimos años, los almacenes tradicionales vieron reducida su cuota de mercado, y cuando comenzó a disminuir la actividad de la construcción muchos de ellos han desaparecido, especialmente los que no han podido ofrecer una diferenciación adecuada o no estaban agrupados en un importante grupo de compra.

 

La distribución “elegante”

Los principales almacenes para la construcción han demostrado mucha inteligencia y se han reconvertido, tanto en lo que se refiere a la ampliación de familias de producto, tendiendo hacia gamas tradicionales de ferretería e incluso a bricolaje, teniendo en cuenta que son productos que pueden atraer al cliente profesional, como en la disposición del establecimiento.

Este punto, la configuración de la tienda es un aspecto muy interesante, ya que poco o nada tienen que ver los tradicionales almacenes para la construcción, por oferta y por presentación, atención y servicio, con los actuales.

Ahora, en algunos casos, estamos hablando de auténticas “boutiques” , de “grandes superficies para el profesional”, tomando el ejemplo estructural de las grandes superficies para bricolaje.

Si entramos en una tienda de BigMat, Gamma, la Plataforma, BdB, el Multicentro Ortiz, o en un suministro industrial de ferretería muy centrado en la construcción, como los de Fercodis, Aside o Cecofersa, por citar algunos, llama la atención la distribución, limpieza, orden, servicio, asesoramiento y calidad que presentan.

La tipología de productos es compatible con una buena disposición, y la combinación se ha convertido en una buena táctica de marketing para vender más y mejor, para llevar el concepto “venta por impulso” a una gama de artículos complicada, que habitualmente se adquiere por necesidad profesional.

Pero dentro de esa necesidad, se puede influir, y esto no solo lo han visto los distribuidores, sino también los proveedores, que presentan sus artículos y herramientas al minorista en mejores condiciones estéticas e informativas que antes.

Los líderes de la distribución han incidido mucho en el marketing, desarrollando marcas propias, con la puesta en marcha de campañas de publicidad, edición de catálogos de productos tanto para el consumidor final como para el profesional o la potenciación entre sus asociados de una imagen común y un diseño de tienda tipo.

 

Algunos referentes en la Distribución

 

Big Mat, grupo de distribución de materiales para la construcción cuenta con 160 socios y 253 puntos de venta y más de 1500 empleados ha cerrado el ejercicio 2010 con datos muy similares a los de 2009, con unas previsiones de continuidad para 2011, lo que supone alcanzar el 6% de la cuota de mercado.

Según afirmó el Gerente del Grupo, Jesús Máría Prieto, en la última asamblea anual, “estamos preparados para salir de la crisis antes que los demás porque nos hemos preparado para ello, cambiando los sistemas de gestión que nos permiten mejorar la competitividad, potenciando la plataforma logística y apostando por nuevas familias de productos en el sector de la reforma y la rehabilitación”.

El grupo está invirtiendo en la plataforma con más superficie cubierta de almacén para facilitar a los asociados realizar compras conjuntas que les permita reducir su estoc de material, lo que supone una ventaja en períodos de desaceleración.

La estrategia principal de BigMat para los próximos meses se basa en reforzar el posicionamiento de la marca como referente en almacenes de materiales para la contratación y la reforma, mercado con grandes expectativas de crecimiento.

Otros interesantes retos de la cadena son la inversión de los asociados en productos ecológicos centrándose en artículos con el sello ECO y en la construcción sostenible, y la potenciación del servicio BigRent de alquiler de herramientas y maquinaria.

La Plataforma de la Construcción, empresa del Grupo Saint-Gobain, presenta un concepto innovador en el mercado de la distribución de materiales de construcción, en el que la finalidad es conseguir que el usuario profesional ahorre tiempo y dinero. Cuenta con 18 centros en España, repartidos en Madrid, Barcelona, Zaragoza y Valencia.

Esta cadena reagrupa sobre 15.000m² la totalidad de los productos y servicios de todas las especialidades de la construcción, mediante la disposición de un circuito exclusivamente reservado al profesional al que le entregan  una tarjeta de acceso personalizada, y puede encontrar en cada punto de venta un equipo de asesores técnicos, todos especialistas en su sector.

BdB es un Grupo de tiendas especializadas en materiales para la construcción, que nace en el año 2002, y pone al servicio del cliente una red de más de 150 tiendas profesionales, repartidas en diferentes provincias españolas.
Con una marca de distribución consolidada en el sector, BdB se posiciona como uno de los 3 Grupos de Almacenes de Construcción que lideran y operan a nivel nacional.

Materiales básicos, azulejo y pavimento, productos de fontanería e impermeabilización, ferretería…, las Tiendas BdB ofrecen una amplia gama de productos, seleccionados bajo criterios precisos como la calidad, con las primeras marcas y los proveedores más prestigiosos del sector. Del producto más sencillo a la solución más compleja, cada punto de venta BdB, ofrece soluciones concretas para cualquier proyecto de construcción, bricolaje o decoración, y se adapta de forma profesional y concreta a las necesidades del cliente.

Grup GAMMA ha perseguido desde su nacimiento tanto la diferenciación como la fortaleza como grupo. Iniciada con unos 30 asociados, la central buscó su expansión fuera de Cataluña a partir de 1998 y creció rápidamente en comunidades como Galicia, Asturias o País Vasco, hasta ampliar su ámbito de actuación a toda España, donde cuenta hoy con unos 180 asociados y aproximadamente 200 puntos de venta.

Comenzó a crear marcas propias a los pocos años de su constitución y hoy cuenta ya con varias gamas de artículos que la representan en categorías como muebles de baño, mamparas, sanitarios y lavabos de diseño, hidromasaje, o grifería y accesorios.

La central lleva desde 1998 editando anualmente un catálogo general de productos de baño, su base central de negocio, que incluye todos los artículos de las marcas propias así como una selección de los principales fabricantes.

A partir de 2004 la empresa dio otro paso adelante publicando también un catálogo de materiales de construcción.

La central empezó a desarrollar en 2006 el «modelo GAMMA de negocio» a partir del posicionamiento estratégico del grupo como asociación de tiendas orientadas al mediano constructor, al profesional y al cliente final. dotadas de una imagen de profesionalidad y especializadas en productos vanguardistas a un precio asequible.

Dentro de la moderna distribución española de materiales de construcción, cabe mencionar también la importancia de establecimientos integrados en grupos de suministros industriales, como Aside, Cecofersa, Gesin o Fercodis, las parcelas para el profesional que encontramos en superficies de bricolaje, como por ejemplo las de algunos establecimientos de Leroy Merlin, y también el atrevido e interesante paso de tradicionales detallistas del sector ferretero como Madriferr, muy centrado en el profesional de la construcción, o el Multicentro Ortiz, para los profesionales de la decoración y el interiorismo, que también aporta una División de Proyectos con la que ofrece asesoramiento técnico y colaboración en la especificación de proyectos de obras, reformas y decoración.