Bralo, la marca de referencia en remaches

Destacados

Bralo, la marca de referencia en remaches

Publicado 28 septiembre, 2011

Bralo es la empresa española más competitiva del mundo en la fabricación y distribución de remaches y tuercas remachables. Desde su constitución hace 25 años, ha venido realizando un continuo programa de inversiones, con desarrollo de innovaciones tecnológicas propias que, en algunos casos, han constituido un verdadero hito en la tecnología de los elementos de fijación. La trayectoria de este éxito se basa en una organización eficiente y una gestión dinámica y emprendedora.
La empresa madrileña tiene plantas productivas en tres continentes distintos y su plantilla ha crecido llegando a ser de 400 personas en todo el mundo. Posee una extensa red comercial formada por nueve delegaciones y numerosos distribuidores y concesionarios autorizados. Con clientes en más de 60 países, Bralo es una marca de referencia en los mercados en que opera.

 

Su historia

El origen de las actividades de Bralo se remonta a 1979. En un pequeño taller de Madrid, Basilio López inicia su andadura industrial comercializando remaches. La respuesta del mercado fue tan buena que al poco tiempo se trasladan a Fuenlabrada donde, con una plantilla de 20 empleados, comienza la producción de remaches y remachadoras.

En los años ochenta, Bralo impulsó su proceso de expansión regional. Los movimientos más importantes se llevan a cabo en el ámbito nacional, promoviéndose la expansión por todo el territorio español. Se consolida la actividad de la compañía como líder del mercado.

En la primera mitad de los noventa, Bralo se caracterizó por su decidida apuesta por la internacionalización, principalmente en países limítrofes, estableciendo nuevas instalaciones en Francia y Portugal.

El 19 de Mayo del año 1995 la sede del Grupo se traslada a la localidad madrileña de Pinto. Unas instalaciones de 12.000 m² y una plantilla que ha crecido hasta los 90 empleados, aumentan la capacidad productiva de Bralo hasta los 2.700 millones de piezas al año.

El negocio sigue creciendo, al tiempo que el Grupo se adapta a las nuevas demandas de mercado. Fruto de este constante desarrollo, en 1996 nace la nueva planta productiva en Méjico que comienza su andadura siempre bajo el lema “la calidad en remaches”.

En su objetivo por convertirse en uno de los referentes de la fabricación de soluciones de fijación en Europa, en 1997 Bralo inaugura una nueva delegación comercial en Republica Checa. Quedan así cubiertos los mercados emergentes de Europa del Este.

A finales de los noventa se sientan las bases de un sistema logístico adecuado al fuerte ritmo de crecimiento previsto. Se amplían las instalaciones de Madrid. La planta de Pinto se convierte, con 16.000 m², en una de las fábricas de elementos de fijación más modernas del mundo y modelo tecnológico, de productividad y de eficiencia logística.

Con la llegada del nuevo milenio la expansión del Grupo Bralo fue aun más significativa. En el periodo 2001-2004, Bralo experimentó un fuerte crecimiento por encima de la media del sector, gracias a un modelo de negocio diferencial y a una mayor presencia en mercados internacionales, apoyada en la creación de nuevas delegaciones en países como Reino Unido, Alemania, Italia y Turquía, entre otros.

En el mes de mayo de 2006 los responsables de la empresa tomaron la decisión de acometer, por fases, el nuevo proyecto en China. Esta decisión tomada después de un profundo estudio de viabilidad en el que se incluyeron otras alternativas, tuvo como resultado la construcción de una planta de fabricación en Ningbo.

Con esta excelente estructura productiva, el Grupo Bralo reafirma su liderazgo en competitividad y servicio al cliente. Bralo ha estado siempre a la vanguardia del desarrollo de nuevos productos para satisfacer las nuevas necesidades del mercado, y durante este tiempo se han desarrollado soluciones tales como tuercas-remachables, remaches de tipo perno-collar y productos especiales para materiales blandos y de alta resistencia.

En la actualidad, Bralo es una empresa tecnológica que aplica soluciones innovadoras de fijación en los sectores de la construcción, automoción, energías renovables y electrodomésticos, aportando valor a largo plazo a sus clientes desde una gestión caracterizada por el fomento de la innovación, la responsabilidad social, el rigor y el compromiso.

Bralo España

El 21 de octubre de 1995 tiene lugar la ceremonia de inauguración de la sede central del Grupo Bralo en la localidad madrileña de Pinto.

En el año 1998 se inició un ambicioso plan de inversiones que con el tiempo duplicarán su capacidad de producción. Además, en 2005 se sientan las bases de un nuevo sistema logístico adecuado al fuerte ritmo de crecimiento que la compañía está experimentando. Se inicia la construcción de un gran almacén electrónico dotado de las más altas tecnologías en sistemas de etiquetado. La planta de Pinto se convierte en una de las fábricas de soluciones de fijación más modernas del mundo y modelo tecnológico, de productividad y de eficiencia logística.

Actualmente las instalaciones de Pinto cuentan con una superficie de 16.000 metros cuadrados donde trabajan más de 170 personas. La capacidad de producción ha ido aumentando a lo largo de los años hasta alcanzar los 3.600 millones de piezas al año, de los cuales un 75% se destinan a la exportación.

La fábrica de Pinto está certificada con la norma ISO 9001:2008, que garantiza la calidad, tanto del proceso de fabricación como del producto final. Además también tiene el certificado ISO TS 16949:2009 como referencia de grandes grupos de automoción.

 

Productos

Los remaches y las tuercas-remachables Bralo ofrecen una solución resistente y segura a muchos problemas de sujeción. ¿Cómo pueden unirse dos piezas cuando no se tiene acceso a la cara posterior de una de ellas? En ocasiones sucede; la parte posterior de una aplicación es inaccesible, porque está oculta bajo maquinaria o porque se trata de perfiles cerrados o carcasas. Los remaches y las tuercas remachables son elementos de fijación cuya instalación solo requiere el acceso por un lado de la aplicación. La instalación es rápida, el costo de operación bajo y la productividad alta. Siempre existe una solución con Bralo.

Su oferta está clasificada en los apartados de:

Remaches ciegos
Remaches estructurales
Tuercas remachables
Remachadoras para remaches
Remachadoras para tuercas

 

 

Productos especiales

La gama de productos incluye más de 2.500 referencias:

Remaches de 2,4 a 9,7mm de Ø y hasta 200mm de largo en aluminio, acero, acero inoxidable, cobre y bronce.

Tuercas-remachables de M-3 a M-12 en aluminio, acero y acero inoxidable. Acabados: anodizado, lacado, cincado, Delta Seal y Cinc-Niquel.

 

En lo que a variedad se refiere, en Bralo no existe límite. Nuestra intensa búsqueda de materiales y nuestro uso constante de tecnología innovadora establecen la gama más amplia del mercado en acabados. Los remaches y tuercas remachables Bralo se puede emplear para fijar una gran variedad de materiales incluyendo metales blandos, frágiles, chapas finas y plásticos. Están diseñados para satisfacer los mayores niveles de calidad y construidos para resistir las condiciones medioambientales más severas.