Barra libre horaria para el comercio en Madrid

Destacados

Barra libre horaria para el comercio en Madrid

Publicado 14 octubre, 2011

La Comunidad de Madrid tiene previsto liberalizar el horario de todos los comercios de hasta 750 metros cuadrados de superficie, según informa el periódico El Mundo en su edición del 13 de octubre.

El vicepresidente de la región, Ignacio González, ha explicado que el Gobierno regional pretende aprobar antes de final de año la medida que permitirá abrir todos los días del año sin restricciones de horario.

El Gobierno regional ha estudiado el jueves 13 de octubre un informe elaborado por el consejero de economía, Percival Manglano, que permitirá a Madrid seguir siendo pionera en materia de libertad de horarios, como ha destacado el propio González.

Según hemos sabido por el periódico El Mundo, esta medida incluye libertad de apertura en festivos a establecimientos más grandes de los citados 750 metros si se dedican a la venta “de muebles, artículos de decoración del hogar y bricolaje, artículos deportivos, juguetes, vehículos y materiales de construcción”.

De esta liberalización de los horarios sólo quedarán excluidos los hipermercados, grandes almacenes o grandes superficies.

La propuesta también permitirá abrir nuevos negocios sin apenas trámites burocráticos y sólo con una licencia Express.

Llevo más de 20 años creyendo y expresando que ésta no es la solución para el pequeño y mediano comercio. Como me comentaba mi querido amigo Miguel Rodríguez, de Ferretería Sirera, allá cuando empezaba este debate en los años 90, el pequeño comerciante también tiene derecho a comer los domingos con la familia, a ir al parque o a donde le de la gana.

Siempre se puede aplicar la política de los taxis: que una superficie de bricolaje abra el domingo y cierre el martes, o el jueves, pero se supone que va a perder ventas.

Es curioso ver los blogs de ésta y de cualquier noticia. Hay reflexiones burdas, pero también muy interesantes. Algunas defienden esta postura, y otras están en contra. Unas cuantas hacen mención a las grandes superficies de bricolaje francesas establecidas en España, que cierran sus puertas al público a las seis de la tarde en Francia, y abren uno o dos festivos al año, y aquí cierran a las diez de la noche y abren todos los festivos que pueden. Claro, que tampoco es culpa de ellos, porque aquí está permitido.

Otros se refieren a la posibilidad de que los comerciantes contraten gente para los días de fiesta. Sería estupendo, pero yo creo que no está el horno para bollos en según que caso. Yo he estado en alguna superficie de alimentación un domingo por la noche (cuando era más joven y aburrido), y estábamos “cuatro y el de la guitarra” (el de la guitarra era el encargado francés).

El Gobierno regional de Madrid viste esta flexibilidad de medida de apoyo al empleo. A mí me parece más una medida de fomento del consumismo. Y ahora estamos para otro tipo de consumismo: “con su mismo traje, con su mismo piso”.

Bueno, antes de que se me eche encima algún gurú, quiero expresar mi apoyo a cualquier medida que fomente la creación de empleo, siempre que consideremos que generar empleo es hacer un contrato basura para trabajar los fines de semana o utilizar a los trabajadores habituales, obligándoles a currar en domingo, sin pagarles un euro más. Y conozco un manojito de casos.

Al final es una postura libre, que permite que cada uno tome su decisión, pero no nos olvidemos de que no deja de ser una medida que favorece a aquellas estructuras que sí pueden permitírselo.

Yo, por ahora, sigo creyendo que los parques están muy bonitos en invierno, que es estupendo ir al cine el domingo, y que todo el mundo tiene derecho a descansar en festivos, sin sentimiento de duda por no haber abierto su tienda, ya sea blanco, negro, amarillo, alto, bajo o ferretero.

 

Antonio Miranda