La ferretería tradicional pierde gradualmente cuota de mercado de bricolaje

Destacados

La ferretería tradicional pierde gradualmente cuota de mercado de bricolaje

Publicado 27 septiembre, 2012

 La cultura y práctica del bricolaje en España están creciendo de una manera notable en los últimos dos años. Las cadenas especializadas están abriendo centros por todo el país, generando consumo y puestos de trabajo. La actividad está en auge, a pesar de la crisis, o gracias a ella.

 

Salvando la conocida diferencia con otros países europeos, y teniendo en cuenta también la situación económica que vive España, el bricolaje no está tan muerto como algunos creían.

Muestra de ello son las últimas aperturas de cadenas como la gallega Bricoking, que quiere establecer pequeños centros dentro de las ciudades y acaba de inaugurar su centro madrileño en Mejorada del Campo, o las francesas Brico Depôt y, sobre todo,  Leroy Merlin, que lleva un año imparable. A la inauguración de sus nuevos centros en Albacete y Sabadell se suman la compra, por parte de la matriz, Adeo, de la cadena de comercio electrónico delamaison.fr, con tiendas físicas y presencia online, y, de nuevo en España, la reapertura del establecimiento de Majadahonda, completamente devastado por un incendio en enero del año pasado, y las aperturas en Andalucía y Levante.

A estos ejemplos podemos sumar la expansión de AKÍ, las aperturas de Bricomart, las buenas andaduras de Bricogroup, CMB o ATB, Habitacle, y otros grupos y cooperativas de ferretería y bricolaje, aparte de la posible introducción paulatina en el segmento de bricolaje de cadenas de construcción como BdB y BigMat, y del supuesto deseo de Bricor de meterse también en los establecimientos urbanos de El Corte Inglés, aumentando así su presencia.

 

Empujón al consumo

Todo esto, adornado por un “discutible” empujón al consumo, propiciado por la libertad de horarios comerciales, que ya en Madrid ha generado el anuncio de Leroy Merlin de abrir todos los domingos y festivos en sus ochos establecimientos de la Comunidad de Madrid, hasta las 15 horas y, a nivel nacional, la manga ancha del Gobierno a que todos los establecimientos de más de 300 metros cuadrados pueden abrir todos los días del año, y las 24 horas del día.

Estas resoluciones están siendo muy discutidas en general, y en el segmento comercial de la ferretería y bricolaje en particular. Hay voces en el sector que, dada la situación económica, dudan de que esta flexibilidad vaya a generar más consumo y más empleos.

En particular, fuentes directivas de Leroy Merlin justifican esta medida para “adecuarse a las necesidades de sus clientes y al ritmo de vida de la sociedad actual”. El Director general de la cadena en España, Ignacio Sánchez Villares, afirmaba en una entrevista publicada en  www.elpais.com el 4 de marzo de este año que “no creo que fuera rentable abrir todo y todos los domingos. Pero cada negocio tiene que contar con su estrategia. Nosotros hemos vivido bien con un marco regulado. Si lo liberalizan, también nos adaptaremos y veremos qué nos interesa. Creo que la normativa caminará hacia ampliar en mayor o menor medida las aperturas, porque se busca crear más puestos de trabajo”.

Otro empujón al consumo lo está dando el cambio de concepto: Bricolaje, Brico-Decoración, Brico-Jardinería, Home Improvement… Hasta los más involucrados en este sector dudan del concepto Bricolaje, traducido en España del Do It Yourself, es decir “Hágalo Vd. mismo”. Y nadie se hace una alfombra, ni una lámpara ni un lavabo, si no que los colocan e instalan, ellos o los profesionales que compran en estos centros comerciales.

En definitiva, parece que el concepto ha ido derivando a la ampliación de artículos relacionados con las herramientas utilizadas para su instalación. Un concepto en el que caben cada vez más productos, ideas y soluciones, y que tendrá su mejor escaparate este año, en el que podremos hacernos una idea de lo que integra el mundo del bricolaje, en Eurobrico 2012, del 3 al 5 de octubre en Feria Valencia.

La evolución del concepto la explica muy bien el Director General de Leroy Merlin en España, en la entrevista antes citada: “Hasta ahora, en España estábamos más centrados en el tema de la decoración y la estética del hogar, y menos en la cuestión técnica y de mantenimiento. Y cuando la sociedad evoluciona, una de las cosas que aumenta es la cultura del bricolaje. No solo por ahorrar. Según un estudio que tenemos, el 80% de los españoles quiere aprender bricolaje y al 84% le genera autoestima, satisfacción personal, diversión o entretenimiento. Esto demuestra que es una tendencia que va a ir a más. Además, en España el gasto al año por persona es de 297 euros en equipamiento del hogar, frente a los 500 euros de Francia o Inglaterra. Llegaremos ahí si hacemos un buen trabajo”.

 

Concentración de la oferta

La consultora DBK ha publicado la tercera edición de su estudio sobre el sector de Distribución de Artículos de Ferretería y Bricolaje. Según el análisis de DBK, en la actualidad existen 495 superficies de bricolaje y únicamente 3.600 puntos de venta de ferretería.

Las 495 superficies de bricolaje actuales suponen 55 menos que las existentes en 2007, mientras que los 3.600 puntos de venta de ferretería son 400 menos que los que había también en 2007.
Los datos de DBK muestran un aumento en la apertura de centros de las principales cadenas de bricolaje hasta el punto de que las cinco primeras empresas reunirían el 80% del valor de las ventas de todo el sector. Del mismo modo, la tendencia se orientaría hacia el aumento del tamaño de las nuevas superficies de bricolaje inauguradas, lo que da lugar a un incremento de la superficie media por centro y de la superficie total, que se situaría en 1,2 millones de metros cuadrados en noviembre de 2011. El valor de sus ventas se situaría en 2.415 millones de euros en 2010, un 5% más que en 2009.
En la ferretería, la estructura se caracterizaría por la fragmentación empresarial, con pocas empresas que tendrían más de un punto de venta, además de ser de pequeño tamaño y de carácter familiar. Su facturación habría caído un 17,4% en 2009 y un 8% adicional en 2010 hasta los 875 millones de euros.

 

Centros de Bricolaje más grandes…

Según el informe sectorial de DBK, “Distribución de artículos de ferretería y bricolaje” (3ª edición), el número total de superficies de bricolaje registra un trayectoria descendente desde 2008, motivada por el cierre de centros independientes de pequeño tamaño que no han podido sobrevivir a la fuerte competencia de las grandes cadenas. Así, en noviembre de 2011 se encontraban operativas unas 495 superficies, 55 menos que en diciembre de 2007. No obstante, las principales cadenas han continuado con la apertura de centros, aumentando así su cuota de mercado.

De esta forma, las cinco primeras empresas reunieron una participación superior al 80% del valor de las ventas de las superficies de bricolaje en 2010. La tendencia se orienta hacia el aumento del tamaño de las nuevas superficies de bricolaje inauguradas, lo que ha dado lugar a un incremento de la superficie media por centro y de la superficie total, que pasó a situarse en 1,2 millones de metros cuadrados en noviembre de 2011.

 

…y menos ferreterías

La mayoría de establecimientos de venta de artículos de ferretería son de pequeño tamaño y carácter familiar.

La estructura de la oferta de establecimientos especializados en la venta de artículos de ferretería se caracteriza por la fragmentación empresarial, siendo poco habitual la existencia de compañías con más de un punto de venta. Así, la mayor parte de las empresas son de pequeño tamaño y de carácter familiar.La fuerte competencia que ejercen las cadenas de bricolaje en el ámbito de la ferretería, unido a la debilidad del consumo, han dado lugar a un fuerte recorte en el número de puntos de venta de ferretería en los últimos años, cifrándose en 3.600 unidades en noviembre de 2011, frente a los 4.000 locales contabilizados al cierre de 2007.

A pesar de la debilidad del consumo, en el bienio 2009-2010 las ventas de las superficies de bricolaje experimentaron una evolución positiva gracias a la expansión de la oferta y la mayor orientación de la población hacia la compra de artículos de bricolaje, frente a la inversión en obras de reforma de mayor cuantía o la adquisición de nuevo equipamiento para el hogar.

El valor de las ventas de las superficies de bricolaje se situó en 2.415 millones de euros en 2010, contabilizando un crecimiento del 5% respecto a 2009, año en el que había permanecido estancado.

Las principales cadenas fueron las que contabilizaron un mayor crecimiento, gracias a la expansión de su red y a las agresivas políticas comerciales. A pesar del crecimiento de las ventas, la fuerte competencia en precio originó que la rentabilidad agregada de las superficies de bricolaje se mantuviera en 2010 en un nivel similar al de 2009La facturación de los establecimientos especializados en la venta de artículos de ferretería continuó en el bienio 2009-2010 con la trayectoria descendiente iniciada en 2008. La creciente desviación de la demanda hacia las grandes superficies de bricolaje es una de las principales causas que está debilitando la demanda de las ferreterías tradicionales. En el ejercicio 2009, el valor de las ventas de las ferreterías descendió un 17,4%, mientras que en 2010 se redujo un 8% adicional, hasta los 875 millones de euros.

Las principales cadenas de distribución contabilizan un mayor crecimiento, gracias a la expansión de su red y a las agresivas políticas comerciales.

 

Descenso de las ventas en Europa

Las ventas de artículos de bricolaje en Europa se han visto disminuidas en el primer cuatrimestre de 2012 a consecuencia del mal tiempo registrado, sobre todo en el mes de abril, y de la situación de crisis que afecta a la distribución por la falta de confianza de los clientes a la hora de consumir, según informa la Asociación Española de Distribuidores de Ferretería y bricolaje – ADFB.

Noruega, Rusia, Lituania y Estonia son los países que escapan a una tendencia de crecimiento plano o decrecimiento de ventas con unos crecimientos superiores al 10% respecto a 2011. En lado contrario se sitúan Irlanda o España con caídas de un 12% y 9% respectivamente.

El resto de países tiene un comportamiento similar a sus respectivas economías. Alemania crece un 2%, Francia 1%, Finlandia 3,2%. Mientras que UK cae un 7% o Suiza un 4%.

Durante el 2º Home Improvement Forum celebrado en París, un 26% de los asistentes opina que sus empresas crecerán más de un 6% durante 2012, por lo que a pesar de las actuales cifras las expectativas son positivas y se espera una recuperación del mercado europeo.