Pferd colabora en la producción del coche eléctrico fabricado en Almadén

Destacados

Pferd colabora en la producción del coche eléctrico fabricado en Almadén

Publicado 25 octubre, 2012

El coche eléctrico fabricado en la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén participó en la “Solar Race”’ de Murcia celebrada el pasado 4 de octubre junto a otros 38 vehículos sostenibles del país. El trabajo desarrollado en la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén ha contado con el apoyo de varias firmas comerciales. Entre otras, la de la empresa Pferd, más conocida como Caballito que dispone de herramientas abrasivas para limpiar, fresar, amolar, pulir y cortar y que pueden ser utilizadas en la construcción del chasis y en la carrocería de este y de otros vehículos en general.

La Solar Race es una competición de eficiencia y resistencia en la que compiten vehículos experimentales diseñados por grupos de alumnos de centros educativos: universidades e institutos. Es un evento que nace en 2009 de la mano de la Agencia de Gestión de la Energía de la Región de Murcia (ARGEM) para fomentar el uso de las energías alternativas y promover la investigación en la eficiencia energética en la conducción.

El departamento de electricidad de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén se planteó realizar un modelo inédito; un vehículo aerodinámico y propulsado por una batería de litio que alimente un motor eléctrico. Durante el último año varios alumnos y profesores del departamento han construido este vehículo totalmente eléctrico que escasamente pesa 60 kilos.

En la carrera querían demostrar que la conducción eficiente es una realidad y que hay alternativas menos contaminantes que el combustible. El 4 de octubre el primer prototipo de coche eléctrico construido en Almadén demostró su eficiencia energética en la primera de las carreras del circuito de Cartagena enfrentándose a 38 coches de Italia, Bélgica, Hungría, Francia y de diversas comunidades españolas.

El coche almadenense ya había sido probado por diversas calles de su municipio alcanzando una velocidad media de 47 kilómetros por hora y siendo capaz de recorrer 1000 kilómetros con solo 2 litros de gasolina.

Esta experiencia tiene que abrir un campo laboral importante para los futuros ingenieros que cursan sus estudios en Almadén y es por ello que la escuela seguirá fabricando vehículos para próximas ediciones. La escuela quiere participar en las próximas ‘Solar Race” a celebrar en otros países europeos y para eso y debido a los costes que ello supondrá, necesitará la implicación y el patrocinio de empresas interesadas en el proyecto.