El Parlamento Europeo toma a IZAR como ejemplo de buenas prácticas empresariales

Destacados

El Parlamento Europeo toma a IZAR como ejemplo de buenas prácticas empresariales

Publicado 14 febrero, 2013

IZAR Cutting Tools  S.A.L., ha sido tomada como ejemplo de buenas prácticas en un estudio que el Euro-parlamento ha realizado sobre la “participación financiera de los trabajadores en la empresa”.

El  análisis realizado por el parlamento europeo conviene que la participación financiera de los empleados (EFP por sus siglas en inglés) es un mecanismo para promover una mayor cooperación entre propietarios, dirección y trabajadores, lo que redunda en una mayor armonía y una menor conflictividad laboral. Esto a su vez permite a la empresa contar con una mayor flexibilidad y productividad, lo que la convierte en más competitiva.

Este estudio repasa el desarrollo de dicha participación en la Europa de los 27 y muestra una dinámica positiva entre los años 2000 y 2009, a pesar de la crisis financiera. Para ello se analizan ocho casos de toda Europa con la intención de identificar y promocionar las mejores prácticas a nivel continental. Uno de esos ocho casos es precisamente el de IZAR.

El estudio hace hincapié en la trayectoria de IZAR a lo largo de su más que centenaria historia, subrayando los sacrificios que tuvieron que realizar sus trabajadores en la década de los 90 para poder hacerse cargo de la empresa, hasta convertirla en lo que es hoy en día, un referente europeo en la fabricación e innovación en herramienta de corte de calidad, cuyos productos se exportan a más de 80 mercados de todo el mundo. Todo ello sin olvidar su compromiso social, tanto dentro de la empresa, promoviendo el empleo duradero de calidad, como en la sociedad en la que se asienta, a través de numerosas aportaciones.

El trabajo se detiene a analizar la estructura de gobierno de IZAR (consejo de administración, junta de accionistas…), que contribuye a que todas las realidades de la empresa se vean representadas y tengan su cuota de participación en la gestión de la misma. También recalca positivamente el compromiso de la firma vizcaína con el  empleo de larga duración y, paralelamente, con la adquisición voluntaria de acciones por parte de los trabajadores, lo que a su vez los convierte en propietarios de su futuro.