Los ferreteros argentinos buscan una mejor convivencia con las grandes superficies

Destacados

Los ferreteros argentinos buscan una mejor convivencia con las grandes superficies

Publicado 29 agosto, 2013

Gustavo Ares, Presidente de la Mesa Coordinadora nacional Ferretera de mar del Plata

El crecimiento de las cadenas de grandes superficies en Argentina, principalmente las especializadas en hogar y construcción, han traído graves consecuencias para el sector ferretero que sufrió una gran desestabilización, con pérdidas de ingresos y con cierres de locales, según indica Gustavo Ares (en la fotografía), presidente de la Mesa Coordinadora nacional Ferretera de mar del Plata.
Actualmente, el sector ferretero en Argentina está conformado por 20.000 comercios minoristas que generan 50.000 fuentes de trabajo en economías regionales y barriales, que a su vez son provistas por 1.300 fábricas en todo el país, 80 importadores, y 600 distribuidores mayoristas: “El sector necesita que el Estado establezca políticas equitativas y justas”.
Diversos estudios internacionales indican que para producir una misma unidad económica, por cada puesto de trabajo que utiliza una instalación de grandes superficies, un comercio minorista da empleo a siete personas. Regulaciones nacionales son necesarias para lograr una mejor convivencia entre estos comercios y las grandes superficies.
En palabras de Gustavo Ares, se torna imperiosa la necesidad de implementar leyes de alcance nacional que regulen la instalación de las grandes superficies comerciales en el país. Esto es fundamental para que las pequeñas y medianas industrias puedan competir de igual a igual con los grandes comercios. 
Si bien en la provincia de Buenos Aires existe la ley 12.573 que regula la instalación de grandes superficies comerciales, y en distintas ciudades de nuestro país existen ordenanzas municipales al respecto, hay que continuar trabajando para que los comercios ferreteros continúen con su crecimiento. Por citar un caso, Mar del Plata promulgó una ordenanza que exige a los comercios de grandes superficies la evaluación del impacto socioeconómico y ambiental que generan, además de establecer límites en la instalación dentro del tejido urbano. 
En el contexto de ExpoFerretera que se llevará a cabo del 4 al 7 de septiembre en el Centro Costa Salguero, se continuarán aportando propuestas para acercarlas al Gobierno y a los legisladores nacionales y así avanzar sobre estas regulaciones.
“Estamos convencidos”, indica Ares, “que el Estado Nacional es el responsable de crear las condiciones necesarias para que las PyMES del sector accedan tanto a créditos, como a programas de capacitación y a leyes que regulen la instalación de los comercios de grandes superficies y de esta forma se logre una convivencia en paz que evita la concentración monopólica del mercado”.