Avistan un vendedor entre los lineales de una gran superficie

Destacados

Avistan un vendedor entre los lineales de una gran superficie

Publicado 23 octubre, 2013

Juan Mateos, Socio Consultor de Bricocrack.tv

“En la mañana de ayer martes, clientes que se encontraban de compras en una gran superficie de nuestra ciudad, avistaron a un vendedor entre los lineales del establecimiento. El espécimen, de unos 70 kgs de peso, tenía el color característico de los uniformes de su cadena y, en ese momento, se desplazaba por la superficie de la tienda ajeno a la sorpresa que su presencia producía.

Puestos en contacto con el Instituto de Investigaciones para el Estudio de Especies en Vías de Extinción (IIEEVE), su director nos ha explicado que, si bien estos avistamientos pueden producir una gran sorpresa, no son tan infrecuentes como parece. De hecho –nos explicaba el naturalista- es común ver a miembros de esta especie desplazarse los sábados entre cardúmenes de clientes que nadan a su alrededor, acercándose al mismo con las aletas hinchadas para llamar su atención. El vendedor de gran superficie habita sobre todo en las profundidades de las reservas y otros espacios logísticos pero, si se observa detenidamente, puede vérsele reponer en los lineales o seguir sus pasos en el momento de su alimentación cuando surca los pasillos camino de su área de descanso.

Lo cierto es que, más allá de la evaluación de los científicos que estudian a estos simpáticos ejemplares, los clientes que tuvieron el encuentro pasaron momentos de gran emoción y realizaron numerosas fotografías con sus teléfonos móviles, que han corrido como la pólvora por las redes sociales. Incluso algunos, como Anselmo del Mazo, cliente habitual del establecimiento, nos explicaba que además había podido acercarse a él y que había sido atendido en su compra. “Es la primera vez, en tres años –nos explicaba aún bajo os efectos del fuerte shock- que me llevo un producto que no está entre los de primer precio de la cabecera. Tan es así, que la cajera tuvo que llamar a una responsable para que le ayudara a descifrar el código porque estaba escrito en números romanos”.

Nuestro blog de Pedagogía para Clientes ha recabado también la opinión del IIEEVE respecto del incierto futuro de esta especie. Es cierto –nos explicaban- que es preocupante el drástico descenso de individuos y que éste ha ido en paralelo al empobrecimiento de la flora de productos en los lineales. Algunos científicos están estudiando las opciones para su cría en cautividad, pero si bien se podría conseguir fácilmente su reproducción, el proceso de desarrollo de las crías es largo y costoso. Por esta razón –añaden- resulta más económica su incorporación ya en edad adulta.

Sea como sea, lo cierto es que desde que la noticia ha corrido a través de los medios, numerosos turistas y curiosos provistos de cámaras, esperan expectantes a que se produzca un nuevo avistamiento”.