HERRAMIENTA DE CORTE

Destacados

HERRAMIENTA DE CORTE

Publicado 12 noviembre, 2013

Las empresas españolas del sector de herramienta de corte dedican una buena parte de sus recursos a I+D+i. Los fabricantes españoles han buscado la diferenciación del producto y se han posicionado como proveedores de soluciones a medida del cliente. Una de las claves del éxito del sector ha sido la mejora en los procesos de ingeniería de mecanizado.

Inmersos en la recesión de las actividades industriales en nuestro país, y afectados especialmente por la marcha de la construcción, los fabricantes españoles de herramientas de corte se han puesto la coraza y están ofreciendo una calidad, diseño y garantía en sus productos, acordes con las deseadas en los mercados más exigentes.

Esto está fortaleciendo la presencia de nuestros fabricados en la cima de calidad de otros países y, al mismo tiempo, gracias a que se han adecuado a la situación de nuestro país, poco a poco contribuyen al crecimiento de la demanda. Todo ello gracias al know-how adquirido (sector con tradición desde finales del siglo XIX), al aporte y apoyo de los centros tecnológicos, así como a la inversión en innovación y a la formación continua.

De modo general pueden apuntarse determinados factores que están marcando el desarrollo de la actividad en el sector de herramientas de corte.

Por un lado, hay que apuntar la consolidación de un demanda cada vez más exigente, resultante de los mayores niveles de prestaciones requeridos por los sectores consumidores. Asimismo, cabe señalar que las exigencias no son sólo técnicas sino que inciden igualmente en cuestiones relativas a precios y plazos de entrega.

Por otro lado, la concentración de las innovaciones más radicales en las grandes empresas, o lo que es lo mismo, se aprecia una escasa capacidad de innovación en las empresas de menor dimensión. Estas se concentran mayormente en la asimilación y mejora de las innovaciones procedentes de las grandes empresas.

Diversidad de productos y aplicaciones

El sector español de accesorios, componentes y herramientas de corte para máquina-herramienta ofrece un amplio abanico de productos que, incorporados a una máquina-herramienta, se utilizan en los procesos de mecanizado de diferentes sectores industriales como aeronáutico, automoción, energías renovables, siderometalúrgico, electrónica, ferrocarril o industria médico-quirúrgica.

Los principales subsectores que componen el sector son: Accesorios para máquina-herramienta: elementos de fijación y amarre, portaherramientas, portapiezas y otros accesorios; Componentes y equipos de máquina-herramienta: elementos de transmisión, componentes de máqui­nas, engranajes; Herramientas de corte y de deformación.

La oferta española del sector se ha mostrado dinámica en los últimos años, si bien no ha sido ajena a la crisis mundial, los datos del 2010 reflejan una recuperación frente a 2009 en cuanto a facturación de un 10% y a empleo de un 3%.

En España el sector no sólo fabrica accesorios, componentes y herramientas para trabajar el metal, sino que también desarrolla tecnología, especialmente en el área de ingeniería de mecanizado. El esfuerzo realizado en los últimos años en I+D+i ha logrado que el “made in Spain” de estos productos adquiera un mayor reconocimiento en todo el mundo y haya impulsado el crecimiento del sector.

Las cerca de 60 empresas que componen esta industria tienen una concentración geográfica muy significativa en el País Vasco, donde se reúne el 73% de la masa empresarial y especialmente en la provincia de Guipúzcoa, donde se encuentran casi la mitad de las empresas del sector. Barcelona, con un 20%, cuenta también con una presencia importante.

Excelente salud del sector

Según escribe el experto en el sector, Miguel Gómez, en el blog de herramientas de corte de Arroyos Suministros Industriales, en base a la última versión publicada del estudio de mercado sobre el sector de accesorios, componentes y herramientas de corte para máquina-herramienta que elabora el ICEX ( Instituto Español de Comercio Exterior ) “el aporte español a la producción mundial de herramientas de corte establece un noveno puesto, que no creemos haya variado por los efectos de la crisis. El esfuerzo de exportador representa el 66% de la producción nacional del sector. Este sector industrial es bien conocido por soluciones tecnológicas “llaves en mano” y una innovación constante”.

Es conocida la especialización geográfica de este sector en el norte de la península (Guipúzcoa y Vizcaya ) con una representación del 70%. La provincia de Barcelona tiene un 20% de participación. Las empresas españolas del sector, dedican una gran parte de su facturación anual a I+D+i siendo especialmente en los Centros Tecnológicos regionales donde se desarrolla en mayor medida esta inversión.

El noveno puesto en el ranking y con la competencia del último decenio de empresas asiáticas es un síntoma de excelente salud de este sector y de su competitividad y reconocimiento a escala mundial.

“Por ello”, insiste Miguel Gómez,” el Gobierno Español, a través de todas sus instituciones y clusters industriales, debe de cuidar con especialidad dedicación este sector estratégico de nuestra economía. No debe permitir dejarla a su suerte y no dedicar los recursos y esfuerzos necesarios ( dígase económico, tecnológico y fiscal ) a su consolidación para seguir compitiendo en los mercados mundiales”.

Importante integración

Las 57 empresas de AMT (Asociación Española de Fabricantes de Accesorios, Componentes y Herramientas de Corte para Máquina-Herramienta) suponen el 85% de la capacidad productiva del sector en España. Recientemente culminó el proceso de integración que AMT (Asociación Española de Fabricantes de Accesorios, Componentes y Herramientas) y AFM (Asociación Española de Fabricantes de Máquinas-herramienta) iniciaron hace casi dos años, con el objetivo de convertirse en una única Asociación, más fuerte y representativa, y con renovadas capacidades de prestar servicio al Sector de las Tecnologías de Fabricación.
La nueva masa social cuenta con 138 empresas asociadas con un potencial de facturación cercano a los 1.500 millones de euros. El Sector representado supone un colectivo de 7.000 personas empleadas de manera directa, y se estima que, al menos, otros tantos de manera indirecta.
Por su parte, AMT, Asociación Española de Fabricantes de Accesorios, Componentes y Herramientas fundada en 1990, cuenta con una dilatada trayectoria de servicio, principalmente en el área de internacionalización, e integró ya en el año 2005 a la Asociación AFEC de herramientas de corte. AMT aporta 60 empresas.

A su vez, AFM, Asociación Española de Fabricantes de Máquinas-herramienta, es una Asociación histórica con más de 65 años de trayectoria, la más antigua asociación industrial española.
En esta nueva etapa se pretenden afrontar de manera conjunta, y más intensa si cabe, los retos del sector con respecto a la dimensión de las empresas, la necesidad de una presencia internacional más decidida y la colaboración en aspectos como la innovación.

El sector en la Unión Europea

La industria europea de herramientas de corte se encuentra fuertemente concentrada en Alemania, el Reino Unido, Italia y Francia, países que conjuntamente absorben en torno al 90% de la producción de la Unión Europea (UE). De modo especial hay que destacar el caso de Alemania, principal productor de la UE habida cuenta de que aporta más de la mitad de la producción de este área.

A la hora de analizar la situación de la industria de herramientas de corte en la UE es conveniente tener en consideración dos circunstancias que están marcando el comportamiento de la misma. Por un lado, hay que destacar la existencia de una fuerte competencia en productos de alto contenido tecnológico procedentes, principalmente, de Suecia, Suiza, Estados Unidos y Japón. Por otro lado, en productos de una complejidad tecnológica media-baja se observa una fuerte presión por parte de productores situados en los nuevos países industrializa-dos, que basan su competitividad en precio.