Bauhaus levantará una tienda en las antiguas naves de Pikolín en Zaragoza

Destacados

Bauhaus levantará una tienda en las antiguas naves de Pikolín en Zaragoza

Publicado 21 marzo, 2014

Parte de las naves de Pikolín, ubicadas en la carretera de Logroño, se transformarán en un gran centro de artículos para el hogar, el taller y el jardín de la mano de la cadena alemana Bauhaus. Esta iniciativa empresarial, una de las más importantes del sector comercial en Aragón en este comienzo de año, contará con una inversión de 30 millones y creará unos 200 puestos de trabajo (entre directos e indirectos), según confirmó el portavoz de la firma, Nils Backmann, informa El Periódico de Aragón.

Este centro –el octavo establecimiento que Bauhaus abre en España y el primero de la comunidad– ocupará una superficie de más de 14.000 metros cuadrados y supondrá un revulsivo para este corredor comercial e industrial de la capital aragonesa, ya que el almacén logístico que Pikolín tiene en la zona llevaba más de dos años vacío.

La compañía destacó que la mayoría de los empleados que se incorporarán al centro de Zaragoza contarán con un contrato indefinido y con un ciclo previo de formación. De los 200 puestos de trabajo, alrededor de 100 formarán parate de la plantilla de la tienda, mientras que el resto vendrán dados por los acuerdos que Bauhaus suele llevar a cabo con autónomos (del sector de la instalación, las reformas y el transporte) de la zona. Por ello, el establecimiento se convertirá en un “dinamizador económico”, destacó la firma en un comunicado.

La oferta de Bauhaus abarca más de 120.000 productos repartidos en 15 secciones, entre las que figuran construcción, exposición de baño, ferretería, electricidad, pinturas, cerámicas y parquet, madera, iluminación o maquinaria, entre otras.

Bauhaus presentó el 19 de marzo en el Ayuntamiento de Zaragoza el proyecto de esta macrotienda, que entrará en funcionamiento a lo largo del 2015, aunque no precisó la fecha concreta, ya que “estamos aún en la fase inicial”, apuntaron. Las negociaciones con Pikolín “comenzaron hace algunos meses”, aunque ahora la empresa solo está a la espera de recibir el permiso municipal de obras –en los próximos meses se demolerán las naves de la planta de colchones y se construirá el nuevo establecimiento–, así como la licencia de actividad. El ayuntamiento apuntó que el trámite administrativo es relativamente “ágil y sencillo”.

El proyecto presentado por la empresa prevé ocupar 14.832 metros cuadrados con la edificación que irá destinada a la explotación comercial, más otros 457 metros de sótano y 546 metros en una primera altura. No obstante, el suelo afectado de la parcela ocupará 24.746 en total. No en vano, no representa la totalidad del recinto de las naves de Pikolín, sino solo una parte del mismo. Para el ayuntamiento, la llegada de esta firma al polígono industrial supone “una buena noticia”, sobre todo porque “lo más importante es el empleo que piensa generar”.

El proyecto de Bauhaus en Zaragoza se enmarca dentro del plan de expansión de la compañía, que prevé inversiones en los próximos años por un volumen total de 90 millones de euros hasta el 2015 y la creación de un total de 550 empleos directos. Precisamente, la cadena tiene previsto abrir un nuevo establecimiento en Paterna (Valencia).