La fiebre del bricolaje se extiende por Sevilla

Destacados

La fiebre del bricolaje se extiende por Sevilla

Publicado 13 marzo, 2014

Foto de Rocío Ruiz (abcdesevilla.es)

La crisis económica, pese a cebarse especialmente con el sector inmobiliario y el de la edificación, ha sabido dar una oportunidad a elementos concretos del mundo de la construcción. Con el ruido de las hormigoneras y las grúas desaparecido del paisaje urbano comienza ahora a dominar el zumbido del taladro y el martillo del vecino. Todo por culpa de la política del “hágaselo usted mismo”.

Esta particular fórmula se impone entre los sevillanos no solo a la hora de decorar o amueblar sus hogares con material que montan ellos mismos en casa, sino también a la hora de llevar a cabo proyectos de reformas en baños, cocinas y jardines. Y es que, ¿quién necesita contratar a un “chapuzas” para dar un nuevo aspecto al baño o al cuarto de los niños si se tiene tiempo y todo el material a mano? La imparable expansión en Sevilla de las grandes firmas distribuidoras de material de bricolaje confirma esta tendencia.

La llegada al entorno de la capital hispalense de la primera compañía en desarrollar el concepto de gran superficie especializada en el acondicionamiento del hogar se produjo en el año 1996. La apertura de la tienda de Leroy Merlin en el Parque Aljarafe de Tomares abría la veda. Su política centrada en el consumidor final se convirtió en una fórmula de éxito, consolidada años después.

La llegada de nuevas firmas aviva la competencia

La propuesta comercial de Leroy Merlin se establecía así como referente en el mercado del acondicionamiento del hogar. Pero pronto le saldría competencia. El caso más llamativo quizá sea el de la apertura enAlcalá de Guadaíra de la primera sucursal en España de Bricomart. La firma, que es propiedad del grupo Adeo, al igual que Leroy Merlin, se instalaría en la localidad alcalareña en octubre de 2006. Apenas unos meses después, ya en 2008 llegaría la apertura de un segundo centro de Leroy Merlin en la provincia, al pie de la A-92, también en Alcalá de Guadaíra. Se trataba de la mayor tienda de la firma en Andalucía, que cuenta con ocho sucursales en el presente. Parecía haber un mercado pujante con la apertura en apenas dos años de dos centros similares en la misma zona.

Con todo, la instauración de nuevas tiendas de bricolaje en Sevilla estallaría con fuerza en los últimos meses, una vez superados los mayores estragos de la crisis. La propuesta de Bricor, la sección especializada en bricolaje, decoración y reformas para la casa del grupo El Corte Inglés llegó a la capital sevillana en el año 2011. El Centro Comercial Al Este Plaza, próximo al Parque Alcosa, se convertía en la primera tienda sevillana de una firma que no ha dejado de expandirse por el país desde que inaugurará a finales de 2006 su primer centro, en la localidad madrileña de Alcalá de Henares.

El de Sevilla Este no es el único establecimiento de Bricor en la ciudad. En apenas unos meses se ha triplicado su oferta con la apertura a finales de 2013 de un nuevo centro urbano en El Corte Inglés de San Juan de Aznalfarache y otro ya en este año 2014 en la céntrica calle San Pablo, en el conocido como Corte Inglés de la plaza de la Magdalena.

Brico Depôt, el doblete del último en llegar

Foto de Millán Herce (abcdesevilla.es)

Además de las apuestas del grupo francés Adeo y de El Corte Inglés una tercera firma especializa en el sector del bricolaje y la construcción ha puesto sus ojos en Sevilla. Se trata del británico Grupo Kingfisher, líder en Europa y tercero a nivel mundial que, hace apenas unos días, abría en Montequinto la primera tienda de Brico Depôt en la provincia. La inauguración levantó una enorme expectación, provocando importantes colas en el local y colapsando en tráfico en sus inmediaciones.

Esta situación se repitió el 12 de marzo con el estreno de una segunda tienda de Brico Depôt en Sevilla, esta vez, en su capital. La nueva tienda se ubica en el centro comercial Ciudad de la Imagen, localizado en el polígono industrial Higuerón Sur, entre Pino Montano y la ronda Supernorte.

Este nuevo centro de Brico Depôt cuenta con una superficie total de 6.500 metros cuadrados, divididos en 5.000 metros cuadrados de venta interior y 1.500 metros cuadrados de venta exterior para los materiales de construcción. Ofrece además a sus clientes un parking gratuito con capacidad para más de 450 vehículos.

Ocho macrotiendas de bricolaje… por ahora

Con esta nueva apertura, que la firma asegura basar en “la democratización del bricolaje a partir de precios muy competitivos al alcance de todos los públicos”, se amplia aún más si cabe la oferta comercial para los sevillanos. En total, serían un total de ocho los grandes centros distribuidores de material para el bricolaje y las reformas en el entorno de la capital andaluza.

Pero parece que aún hay sitio para más, ya que Bricomart, que ya cuenta con un establecimiento en Alcalá de Guadaíra, ha anunciado recientemente su intención de abrir un nuevo centro en Bormujos. La firma ha tramitado la solicitud de apertura de un proyecto que invertiría en el Aljarafe unos 12 millones de euros para dar lugar en los próximos meses a un almacén con unos 7.300 metros cuadrados de sala de venta y dispondrá de casi 400 plazas de aparcamiento en superficie.

Es indicutible, en vista al crecimiento del número de negocios relacionado con el bricolaje, que el sector del bricolaje atraviesa un momento dulce. Pero como en todo, existe una excepción. La firma Bricorama abrió en el año 2011 una tienda en San Juan de Aznalfarache, pero solo se mantuvo abierta hasta junio de 2013.

Si sumamos la extensión de terreno de las ocho grandes tiendas que ya distribuyen material de bricolaje en Sevilla más lo que albergará la futura tienda de Bricomart en Bormujos, su superficie casi igualaría al espacio que ocupa la mayor de las zonas verdes del sevillano barrio de Los Remedios, el Parque de los Príncipes.

Según datos del Ayuntamiento de Sevilla, este parque urbano se extiende por unos 108.000 metros cuadrados de superficie, situándose como la sexta zona verde más grande de la ciudad. Esta cifra es similar a la suma de los centros de bricolaje que tendrá Sevilla en 2015, que ocupan casi 100.923 metro cuadrados. Esto equivaldría a la superficie que ocuparían unos diez campos de fútbol, o sea, diez hectáreas.

Artículo de A. Marroco publicado en www.abcdesevilla.es el 11-3-2014