El sector español de abrasivos ha vivido un ejercicio 2013 de similares características al de 2012

Destacados

El sector español de abrasivos ha vivido un ejercicio 2013 de similares características al de 2012

Publicado 25 junio, 2014

Marcado por la estabilidad dentro del bajo consumo, la balanza comercial del este segmento sigue siendo favorable a las importaciones, si bien, cada año es mayor el valor de las exportaciones.

Los proveedores que operan en nuestro mercado, grandes multinacionales y fabricantes españoles de gran prestigio internacional, muestra la calidad de sus productos en mercados mundiales muy exigentes. En nuestro país, los líderes se están dedicando a la interesante y necesaria tarea de formar al usuario y al detallista, aparte de presentar sus artículos de una manera clara, con las principales indicaciones de uso, y siendo fieles al cumplimiento de todas las normativas.

Todo es poco para luchar contra las falsificaciones de producto y la entrada de artículos, sobre todo procedentes de Asia, de baja calidad.

La ferretería y el suministro industrial siguen siendo los canales clave para llegar al usuario profesional, mientras que casi todos los fabricantes reservan algunas gamas para introducirse en el mercado del bricolaje.

Buena marcha de las exportaciones

Los apartados analizados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Abrasivos, ANFA, son los de discos de corte, abrasivos de tela, sobre papel, sobre tela/papel y sobre fibra.

Siguiendo el histórico de la asociación, en 2012, teniendo en cuenta los datos de las mencionadas partidas, el valor de las importaciones para el mercado español superó los 57 millones de euros, mientras que el monto de las exportaciones rondó los 38 millones de euros.

Respecto a 2013, los últimos datos registrados por ANFA abarcan hasta el mes de agosto. Así, de enero a agosto del pasado año el volumen económico de las importaciones de productos incluidos en los capítulos estudiados es de 42 millones de euros, mientras que el de las exportaciones, en el mismo período, supera los 34 millones de euros.

En este sentido, es satisfactorio pensar que, faltando cuatro meses fuertes, el nivel económico acumulado de las exportaciones en 2013 estaba ya a 4 millones de euros de alcanzar la cifra de 2012.

Como está ocurriendo en otros segmentos relacionados con nuestro sector, paulatinamente el valor de las importaciones va siendo menor y el de las exportaciones mayor.

Según los datos de ANFA, desde 2009, año en el que las importaciones fueron por valor de 44 millones de euros y las exportaciones de 22 millones de euros, el ejercicio en el que se han importado más productos abrasivos ha sido el de 2011, con casi 60 millones de euros, y en el que las exportaciones han sido más considerables, en 2012, por valor de 38 millones de euros.

Normativa estricta

La fabricación de las herramientas abrasivas en la mayoría de los países se rige por unas normas muy estrictas y con el fin de reducir en todo lo posible el riesgo de accidentes la ley exige unas precauciones básicas en su almacenaje y uso ya que se trata de productos frágiles.

Su almacenamiento debe hacerse en un lugar fresco y seco, evitando grandes variaciones de temperatura. Los abrasivos deben almacenarse a una temperatura de 18-20º y una humedad relativa de 45-65%.

Con el fin de asegurar la calidad de las herramientas abrasivas fabricadas, se han desarrollado sistemas de homologación y así, en Europa los fabricantes se han reunido en torno a la Federación Europea de Productos Abrasivos (FEPA) y han creado un código con el que marcan con la letra P las herramientas que cumplen con sus valores stándard.

Existen otros sistemas de marcar los materiales abrasivos; por ejemplo, los fabricantes americanos se reúnen en otra asociación (ANSI) y en Japón se usa la nomenclatura J.I.S. que mantienen criterios menos estrictos, lo que lleva a que sus productos no consiguen la misma calidad que los marcados con la letra P.

La utilización de las herramientas abrasivas no debe sobrepasar la fecha límite de empleo si el fabricante así lo ha indicado, y en cualquier caso, no deben sobrepasarse los tiempos de almacenaje establecidos por la  Federación Europea de Productores de Abrasivosn – FEPA: 3 años para los productos de aglomerante de resina, 5 años para el caucho y 10 años para los vitrificados o cerámicos.

Las herramientas abrasivas, en general, están divididas en cuatro grandes grupos nombrados como: Abrasivos flexibles, rígidos o semi-rígidos, abrasivos de vellón, y superabrasivos ( Diamantados y CBN ).

Si bien todos se componen de un grano mineral abrasivo y contienen un aglomerado o pegante, su diferencia radica en el soporte sobre el cual se adhieren los granos, según se indica en el desarrollo de cada una de ellas.

Fuerte asociacionismo

En Europa, para la fabricación de las herramientas abrasivas, ha sido redactada una extensa normativa para garantizar que los procesos de fabricación, las materias primas empleadas y la calidad final de la herramienta, independientemente de su aptitud  para el trabajo para el que fue diseñada, sean los adecuados para la salud y la seguridad de los trabajadores y los usuarios.

Organizaciones y agrupaciones de fabricantes y profesionales trabajan para garantizar a los usuarios la calidad y seguridad de este tipo de herramientas.

FEPA – Federación Europea de Productores de Abrasivos, es una asociación no lucrativa de fabricantes europeos de abrasivos, fundada para el fomento de la colaboración y comunicación entre los mismos. Está integrada por 220 empresas fabricantes de 17 países europeos. El volumen de negocio de las empresas integrantes en 2012 fue de 3,5 mil millones de euros y emplean a 15000 personas.

Entre sus principales logros obtenidos está el haber desarrollado diferentes estándares de seguridad y documentos para la fabricación para el sector de la industria abrasiva.

A ésta se debe el desarrollo de las normas de seguridad europeas.

Estas empresas están produciendo todo tipo de abrasivos de alta calidad para todas las industrias y actividades:automoción, aeroespacial, electrónica, construcción y construcción, la producción de metales, ingeniería, servicios, bricolaje …, en las categorías siguientes:
- Abrasivos aglomerados (inorgánicos y orgánicos)
- Revestidos y abrasivos no tejidos
- Superabrasivos (diamante y CBN) de rectificado de precisión
- Superabrasivos para piedra y construcción
FEPA también tiene fuertes vínculos con federaciones no europeas y los fabricantes de abrasivos en países como la India y los EE.UU..

Usando el conocimiento combinado de sus miembros, FEPA es capaz de proporcionar los más completos servicios y publicaciones a los abrasivos y la industria. Además, no sólo proporciona servicios a sus miembros, sino que ofrece asesoramiento, información, publicaciones de alta calidad y recomendaciones de seguridad a cualquier persona involucrada en el sector, tanto a usuarios particulares como profesionales y detallistas.

Importancia de la seguridad

oSa -Asociación para la seguridad y calidad, se define como la organización para la seguridad de las herramientas abrasivas. Es la más reciente de todas las instituciones sobre seguridad.

En esta organización internacional se han asociado fabricantes líderes del sector de las herramientas abrasivas para garantizar y documentar el alto nivel de seguridad de sus productos abrasivos. La razón principal de haber fundado esta organización es poder asegurar y mantener el nivel de seguridad en la utilización de los productos por parte de los usuarios. Por ello los miembros de la oSa se obligan a sí mismos a seguir desarrollando continuamente nuevas medidas y controles en lo que a la seguridad para las herramientas abrasivas se refiere.

La obtención de su certificado es un marchamo de calidad para el fabricante que le da derecho a incluirlo en su documentación y en las etiquetas de sus productos con el distintivo OSA y un código de control que corresponde a cada fabricante.

Puesto que no siempre lo más barato resulta lo más rentable ni lo más aconsejable para la salud, es muy recomendable utilizar solamente herramientas abrasivas que cumplan con los más altos estándares de seguridad. Deben llevar grabado el número de la Norma Europea de Seguridad “EN” y/o OSA que corresponda:

EN 12413 para los abrasivos aglomerados (muelas)

EN 13236 para los superabrasivos (diamante o CBN)

EN 13743 para ciertos abrasivos flexibles (discos de fibra vulcanizada, cepillos de núcleo o con eje, discos de láminas)

“Nociones sobre abrasivos”

La española ANFA, Asociación Nacional de Fabricantes de Abrasivos nació en el año 1.977. Tiene ámbito nacional e integra a los empresarios de manufacturación y comercialización de materias primas abrasivas artificiales, muelas y abrasivos aglomerados, abrasivos flexibles y cualquier otra actividad afín.

En la actualidad cuenta con 8 asociados, entre los que se encuentran los más importantes fabricantes de herramientas abrasivas que operan en nuestro mercado.

ANFA pretende asociar al mayor número de fabricantes de abrasivos con la intención de ejercer la representatividad del sector ante las administraciones públicas, impulsar estudios de mercado, realizar un seguimiento de las normativas de seguridad y combatir con todos los medios a su alcance la competencia desleal..

La Asociación ha editado un recapitulatorio titulado “Nociones sobre abrasivos” que pretende ser una ayuda para conocer las herramientas de abrasivo, su composición, las medidas de seguridad e higiene necesarios para la fabricación, los campos de aplicación y sus utilidades, etc..

Se espera que sea de utilidad para formadores y sus alumnos, así como también para los profesionales que ya utilizan las herramientas.

El “consumo responsable” se entiende como la elección de los productos, no solo en base a su calidad y precio, sino también por su impacto ambiental y social y por la conducta de las empresas que los elaboran, y el consumidor debe elegir entre las diversas opciones que ofrece el mercado teniendo muy en cuenta los productos que valoran la ética, la justicia social y la protección del medio ambiente.

Lucha contra las falsificaciones

Las falsificaciones chinas son una lacra que atañe a casi todos los sectores industriales y, en particular en el segmento de abrasivos, se ceba en los principales fabricantes.

Después de que en mayo de 2012, Pferd reprimiera falsificaciones de productos en China, se ha descubierto un nuevo falsificador, en verano de ese año tuvo que reprimir otra importante escalada de falsificaciones chinas.

El 27 de julio, funcionarios de la Autoridad administrativa china para la Industria y el Comercio (AIC) en una redada en una fábrica de limas en Guangzhou al sur de China, localizaron una gran cantidad de limas de sierra de cadena falsificadas.

Fueron necesitaros tres meses de intensa investigación en colaboración con las autoridades chinas. Las investigaciones fueron coordinadas por el representante Pferd con sede en Shanghai y sus abogados chinos de patentes. Una vez examinadas las pruebas y comprobados los hechos, la AIC tomó la iniciativa.

Los falsificadores fueron capturados por la policía y por los detectives que trabajaban para Pferd. En el almacén había más de 27.000 falsificaciones de limas de sierras de cadena, embaladas en  embalajes idénticos a los embalajes Pferd. Las limas incautadas fueron llevadas como prueba al almacén de la AIC local.

Esto tiene importantes consecuencias para el falsificador, ya que se le incluye en la llamada “lista negra” y estará continuamente vigilado, recibiendo continuas y sin previo aviso inspecciones de las autoridades. Además, debe pagar una multa y asumir el coste de destrucción de las falsificaciones.

En mayo de 2012, otro fabricante chino de la provincia de Hebei, fue encontrado culpable de falsificación de productos. Se confiscaron y destruyeron un gran número de copias.

NOTA DE LA REDACCIÓN.- Las fotografías utilizadas en el estudio de mercado corresponden a productos de marcas punteras del sector. Están colocadas de manera arbitraria y no son ilustrativas del sumario en el que están incluidas.