Hasta siempre tío grande

Destacados

Hasta siempre tío grande

Publicado 24 octubre, 2014

Era grande, muy grande, un tío grandote, no solo por su tamaño y envergadura, sino por su sonrisa, su voz, su mirada, su apretón de manos, la seguridad que desprendía.

Si me veía en su stand en una feria venía hacia mí con la pisada firme y rotunda de un elefante, sonriendo de oreja a oreja. Solo le faltaba llevar un cartel que dijera “todo va bien”.

Mucho viaje, reuniones, visitas a clientes…, toda una vida así, y además disfrutando. Feliz cuando ayudó a que su marca fuera líder en el sector y concienzudo cuando vinieron las vacas flacas, luchador, ayudando también a que su empresa volviera a ser la referencia española en maquinaria para la madera. En España, su empresa y él eran de Ferroforma y Fimma, hasta que se torcieron las relaciones con la feria de Bilbao. Eso le dolió, porque creía en ella.

Nuestro mayor acercamiento fue a raíz de la feria que nos inventamos en Madrid, en la que él se involucró y trabajó muy duro, hasta conseguir que su marca fuera la que más brilló en ese proyecto que, como todo proyecto que cae en las manos equivocadas, se acabó esfumando.

La última vez que le vi fue en la penúltima Fimma de Valencia. Otra vez venía el elefante sonriente hacia mí. Estaba feliz y lleno de energía como siempre. Me contó que se había operado de su maltrecha vista y había disfrutado de un viaje por bodegas de Estados Unidos con su hijo.

Cuando salí de su stand, allí se quedó, rodeado de profesionales a los que explicaba las maravillas de sus máquinas, en las que tanto creía.

Hoy me he enterado de que Xavier Pons Castellanas, Director Comercial de Virutex, falleció el diez de julio a los 62 años, diez días después de jubilarse, y la noticia me ha dejado muy mal. Va a llevar razón John Lennon cuando decía que la vida es todo lo que te ocurre mientras tú haces otros planes.

Descansa en paz Xavier. La misma paz que transmitías.

 

Antonio Miranda

Director de Panorama de Ferretería y Bricolaje