El proyecto Let's Colour de Bruger dona más de 1000 litros de pintura en Lleida

Destacados

El proyecto Let’s Colour de Bruger dona más de 1000 litros de pintura en Lleida

Publicado 10 diciembre, 2014

Bruguer ha devuelto el color a 19 familias desahuciadas o en riesgo de exclusión social de Lleida, en el marco de su programa solidario Let’s Colour y en colaboración con el Obispado leridano. La compañía ha donado más de 1000 litros de pintura que los propios empleados de la empresa han usado para pintar las viviendas unifamiliares que forman parte del proyecto ‘Llars del seminari’ del Obispado de Lleida. Los nuevos hogares se han construido en una ala del edificio que la diócesis tenía destinada a seminario y centro de estudios. Este pintado solidario se suma al resto de acciones de responsabilidad social que lleva a cabo Bruguer dentro de su programa Let’s Colour con el que llevan el color a cada lugar donde se necesita.

Carles Santmartín, de las Llars del Seminario del Obispado de Lleida, ha dado las gracias a Bruguer y a todas las empresas e instituciones que han colaborado en este proyecto que tiene como principal objetivo ayudar a aquellos que más lo necesitan.

En respuesta a su agradecimiento, José Antonio Jiménez, director general de AkzoNobel ha explicado que “nuestra motivación es devolver el color a la vida de todas estas familias”.

Let’s Colour es un proyecto internacional de Bruguer, marca que forma parte de la multinacional holandesa AkzoNobel. Su objetivo es devolver la alegría a espacios de todo tipo, a través del poder regenerador del color.

En España, se realizó por primera vez en 2011 en Écija (Sevilla). La compañía donó al ayuntamiento de esta localidad 14.000 litros de pintura para que sus habitantes pudieran devolverle el color tras las inundaciones sufridas durante la Navidad de 2010.

En 2012, Bruguer colaboró junto al artista Fernández-Coca para pintar de color el patio infantil del Centro Penitenciario de mujeres de Wad-Ras de Barcelona, donde las internas compartían horas de juego con sus hijos. El año pasado, Bruguer colaboró con la cruz Roja en la restauración de un centro para disminuidos psíquicos y físicos en Valencia.

En el resto del mundo se han llevado a cabo iniciativas similares en países como Brasil, Gran Bretaña, Francia u Holanda, entre otros.