INFORME COMERCIO ONLINE FERRETERÍA Y BRICOLAJE

Destacados

INFORME COMERCIO ONLINE FERRETERÍA Y BRICOLAJE

Publicado 12 marzo, 2015

Las grandes cadenas aprovechan la Red

El comercio online en ferretería y bricolaje en España va creciendo. Todavía no llegamos a niveles de otros mercados europeos, como tampoco lo hacemos en la venta online en general, pero ya existe como alternativa y complemento comercial al detall físico.

Este complemento está siendo aprovechado cada vez más por las tiendas físicas, y sobre todo por cooperativas, grupos de compra, las grandes cadenas como las de Grupo Adeo o El Corte Inglés, y gigantes como Amazon, que ha visto muchas posibilidades en nuestro sector.

 

La consultora e-marketer, especializada en mercados digitales, prevé una facturación del comercio electrónico español que se doblará en los dos próximos años, llegando hasta los 30.000 millones de euros en 2016. Con estas cifras, España será el país europeo que más crecerá: un 18%, según las estimaciones de la prestigiosa consultora Forrester.

Sin embargo, aunque estos datos son muy buenos, seguimos por detrás de la media europea con respecto al gasto anual: 865 euros frente a los 1.243 euros que se gasta al año la media europea. Por otra parte, el comercio electrónico varía mucho en cuanto a las comunidades.

Aunque el 31% de los españoles ha hecho alguna compra a través de Internet, en el País Vasco o en Madrid se sitúa en el 40%, mientras que en Canarias o Extremadura este porcentaje es de un 20%.

Estas ventas tan poco uniformes hacen que todavía estemos lejos de la media europea y de otros países: Reino Unido gasta 107.000 millones de euros, Alemania 63.000 millones y Francia 51.000 millones.

Tres de las principales ventajas que los españoles ven en el comercio electrónico son la comodidad en las compras, el precio y el ahorro de tiempo, según el Instituto Nacional de Estadística.

Artículos de hogar y decoración

La tienda online Rakuten.es destaca este crecimiento en las ventas online, experimentando un crecimiento mensual del 40%, y ha visto aumentadas las búsquedas desde dispositivos móviles. Lo que más buscan los usuarios en Rakuten.es son productos de electrónica (29%) y hogar y decoración (25%).

Según afirman desde Rakuten España, nuestro país es uno de los mercados con mayor proyección en Europa desde un punto de vista digital, pero hace falta avanzar en muchos aspectos como igualar el uso del comercio electrónico en todas las comunidades, impulsar las transacciones desde dispositivos móviles o aumentar la variedad de las compras más allá de la electrónica o la moda a base de ofrecer servicios diferenciales de valor que fidelicen a los clientes.

Auge de Amazon en el sector

Amazon ha vivido un tremendo auge en nuestro país tras su reciente irrupción. También en el mercado de artículos para hogar y bricolaje está ganando terreno, con los productos que vende directamente, así como con productos vendidos por terceros a través de la plataforma. Con una propuesta de valor basada en tener el mayor catálogo de productos del mundo, Amazon pone el foco en el cliente teniendo en cuenta elementos fundamentales como la información, el catálogo, la disponibilidad, el precio y la conveniencia. Para sus responsables, si bien el precio no es un factor diferenciador, sí es necesario.

Asimismo, durante su presentación en el Congreso Aecoc del año pasado, Fernando de Palacio, responable de la plataforma, apuntó las principales tendencias del mercado español asegurando que “la integración de información de productos por parte de los proveedores, las opiniones de otros clientes, la segmentación por perfil de uso, así como la segmentación por utilidad” son elementos clave de nuestro mercado. Como detalló el senior manager de la compañía, en Amazon cuentan con un servicio óptimo de entrega y, según él, “a los proveedores les ofrecemos la posibilidad de entregar a toda Europa a través de nuestro servicio Logística de Amazon”. Así, las empresas españolas tienen la oportunidad de abrir mercado llegando a los 97 millones de usuarios únicos que la compañía tiene en este continente.

Fernando de Palacio no quiso finalizar su presentación sin antes lanzar un mensaje de colaboración a los agentes del sector asegurando que “Amazon quiere ayudar tanto a fabricantes como a distribuidores de la ferretería y el bricolaje a crecer vendiendo internacionalmente o incrementando las ventas en su mercado actual”. “Queremos comprar a los fabricantes y que los distribuidores y las pymes del sector utilicen nuestra plataforma para llegar a nuevos clientes”, añadió.

Amazon dispone de dos modalidades para los distribuidores:

Vendedor individual: Sin cuotas mensuales. Solo se paga al realizar una venta. La tarifa son 0,99 euros más comisión por venta de artículo. Dispone de logística activada con Amazon.

Vendedor Pro: Tarifa de 39 euros al mes más comisión por venta de artículo. Esta modalidad permite añadir nuevos productos al catálogo de Amazon, vender los productos a través de la función 1-Clic, acceder a informes de pedidos y subir el inventario y los productos mediante herramientas automáticas.

Hegemonía de las grandes plataformas

Dos de cada tres empresas que comercializan sus servicios en las webs de las grandes plataformas de ecommerce no tienen actualmente otro canal de venta online. Esta es la conclusión que se desprende del estudio elaborado por LetsBonus -líder en su sector en España con un Marketplace de más de 2.000 ofertas en planes de ocio, viajes y producto- entre más de 300 empresas y comercios de diferentes sectores.

Estos pequeños negocios sin canal de venta online propio encuentran en este tipo de plataformas un método fácil y rápido para tener presencia en Internet y disponer de un canal de ecommerce, en un momento donde todos los comercios buscan fórmulas para desarrollar su actividad y presencia digital sin que les suponga una inversión económica. En el 90% de los casos son micropymes, pequeños comercios y negocios familiares que tienen menos de 10 empleados y menos de 500.000 euros de facturación anual.

Concretamente, su principal motivación a la hora comercializar sus productos o servicios en estas plataformas es a su vez el principal beneficio que obtienen: conseguir nuevos clientes. Casi el 80% destacaba haber conseguido clientela nueva. De hecho, más del 40% lo ve como un canal comercial complementario a su actividad habitual que les aporta un incremento de ventas directo.

El 90% de estos negocios sin ecommerce propio afirman haber vendido de media hasta un 30% más del valor del ticket de la promoción a estos nuevos clientes. También la mitad destacaba haber fidelizado entre un 10 y un 30% de los nuevos clientes recibidos. Esto, además de una inyección económica, les aporta valor añadido a largo plazo.

Tanto es así que nueve de cada diez lo recomiendan como herramienta de apoyo puntual en las ventas y afirman que no se trata de algo coyuntural, sino que cuando pase la crisis seguirán utilizando estos canales en sus planes de promoción de forma más o menos continuada.

El imparable comercio móvil

En los últimos cinco años, hemos sido testigos de un aumento significativo del comercio móvil, a través de diferentes modalidades (comercio bancario, transferencias de dinero, venta al por menor, venta de entradas, cupones, etc.).

Juniper Research las ha analizado conjuntamente en su informe “Mobile Commerce: On the Money”, examinando varios de los factores clave que han permitido impulsar el despliegue de todos estos nuevos servicios, así como su adopción por parte de los usuarios finales.

La adopción de los teléfonos móviles se disparó a finales de 1990 (a lo largo de Europa Occidental) y a partir de la década de 2000 (en el resto del mundo):para 2006, la penetración móvil había superado el 100% en Europa Occidental, y haría lo propio en el resto del continente un año más tarde (a día de hoy es del 122% y el 127%, respectivamente).

La penetración del móvil superó la barrera del 100% en otros mercados clave como Australia, Hong Kong, Singapur, Israel, Sudáfrica o Emiratos Árabes. Mientras tanto, los tres mayores mercado del mundo se situaban en cifras del 90% (EEUU), 80% (China) y 71% (India). Sólo en un puñado de mercados, fundamentalmente del África subsahariana la penetración permanece por debajo del 25%.

Según cómo se defina el concepto de smartphone, el iPhone de Apple podría no ser el primer dispositivo de esa clase, sí fue el primero dirigido a los consumidores: dotado de una gran pantalla y pantalla táctil, era mucho más intuitivo y fácil de usar que la mayoría de los dispositivos anteriores, el iPhone fue testigo de cómo sus usuarios empezaban a usar el teléfono para muchas cosas al margen de llamadas y SMS, sobre todo para navegar.

Esto abrió la puerta a que las tiendas, digitales y físicas, empezaran a vender sus mercancías a través del móvil. Unos años más tarde, el éxito del iPad provocó una nueva reestructuración del mercado de dispositivos móviles. Dado el impulso que ha tomado la compra de tablets, tanto en el mercado de consumo como en el corporativo, Juniper Research prevé que su número aumentará desde las 431 millones actuales, a cerca de 1.100 millones en 2019.

Resulta útil enmarcar el surgimiento de nuevas soluciones de pago móvil en un contexto más amplio: el de un sector del comercio electrónico que se ha expandido de forma acelerada en esta última década. En 2001, las ventas B2C online representaban unos 63.000 millones de dólares a nivel mundial: hacia el año 2011, esta cifra casi se había multiplicado por 12, rondando así los 745.000 millones dólares. En 2012, estas ventas se incrementaron otro 28% (hasta los 952.000 millones) sólo para crecer 23% adicional en 2013 hasta aproximarse a los 1,2 billones al año.

Y llegó el Cyber Monday

Las cifras dejan claro que una proporción cada vez mayor de los consumidores están familiarizados con la compra online de productos, con sitios como Amazon y eBay generando miles de millones de dólares en ventas anuales. En los últimos años, hemos presenciado igualmente el auge del fenómeno del Cyber Monday (el lunes posterior al Día de Acción de Gracias en el que los minoristas online han comenzado a ofrecer importantes descuentos en productos para impulsar las ventas de cara al período navideño).

Según conclusiones basadas en análisis de IBM, las ventas aumentaron un 20,6% interanual en 2013, con las compras a través de dispositivos móviles representando el 17% del las mismas. Como señala Internetretailer.com, “cuando el 70% del tráfico online de Wal-Mart Stores Inc. es móvil, como así fue entre Acción de Gracias y el Cyber Monday, te das cuenta de que está pasando algo”.

Juniper Research estima que, para 2019, 2.000 millones de personas en todo el mundo (el 27% de la población humana) utilizarán uno o más servicios de mCommerce. En todas las regiones, las formas más popular de compra serán las de productos digitales (juegos, canciones, capítulos de series, etc.).

Los reyes de la red

El precio, para un 63% de los entrevistados, la comodidad (53%) y el surtido disponible (34%) son los principales impulsores del comercio electrónico. Un canal en el que, como viene siendo ya tradicional, los reyes son el mundo de los viajes, la hostelería y el ocio. De las compras online realizadas en estos sectores destacan especialmente las reservas de alojamiento (82%), el alquiler de vehículos (80%) y la adquisición de billetes de transporte (74%). Los restaurantes, por su parte, mantienen una posición rezagada con un 16% de las reservas.

Entre el resto de sectores, un 6% de los españoles ya compra moda y hogar a través de Internet en igual porcentaje que aquellos que también adquieren libros películas y música. Curiosamente en el sector de electrónica las compras offline siguen siendo la práctica más usual entre internautas (94%). Entre los productos que destacan por sus venta online están las videocámaras con un 19% de las adquisiciones. Las compras de artículos como teléfonos, televisores, vídeos permanecen entre el 6% y el 4%.

Respecto a los medios de pago más utilizados al comprar por Internet encabezan la lista las tarjetas de crédito (46% de utilización), seguidas de la plataforma PayPal (28%) y de otras fórmulas como el pago contra rembolso, las transferencias o el financiamiento, que son utilizadas por menos del 7% de los compradores. En cuanto al dispositivo desde el que suelen hacer la compra, el 89% de encuestados la hace desde el PC o portátil y el 20% desde sus smartphones o tabletas. Entre estos últimos, tres de cada 10 compradores usan una app mientras que siete emplean la web de la tienda.

Miedo al fraude bancario

El temor al fraude bancario frena al 43% de los españoles a comprar por Internet.

El comercio electrónico aumenta su penetración en el mercado español gracias a la buena acogida que tienen las nuevas tecnologías entre los consumidores. Pero aunque somos muy  propensos a incorporar los nuevos dispositivos a nuestra vida diaria, existen todavía barreras que limitan las ventas online.

Así, el 43% de los españoles se frena a comprar a través de Internet por el miedo al uso fraudulento de la tarjeta de crédito, y otro 43% por los costes de envío, según refleja el estudio “Hábitos del e-commerce”, elaborado por la consultora Nielsen. Aunque el comercio electrónico ya factura en España más de 14.000 millones de euros cada año, todavía queda camino por recorrer a la hora de eliminar estos obstáculos que, aunque han perdido importancia en los últimos años, siguen actuando como freno en el desarrollo del comercio electrónico.

Los datos de Nielsen muestran que, para los europeos, ambos factores son menos relevantes: el 41% de los consumidores de la UE desconfía a la hora de facilitar sus datos bancarios cuando compra online y el 37% considera que los costes de envío son elevados.

Además, según la consultora, otro factor que dificulta el acto de compra a través de Internet es la falta de claridad de algunas de las páginas web. Así, el 24% de los consumidores españoles considera que son demasiado confusas y no facilitan la búsqueda y la selección de los artículos. No obstante, en este aspecto el mercado español está en una mejor situación que el europeo, ya que en la UE el porcentaje sube cuatro décimas, hasta el 28%.

Según el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, “poco a poco se van reduciendo los miedos que los españoles han tenido siempre al uso de tarjetas de crédito cuando quieren adquirir productos a través de Internet. La prueba de que se trata de un fenómeno psicológico es que en el sector del ocio, el comercio online vive un momento extraordinario, especialmente impulsado por los denominados “millennials”, que son las nuevas generaciones plenamente digitales que están acostumbradas a realizar sus compras a través de la Red”.

El papel de las redes sociales

Las redes sociales aún no se utilizan para buscar información de manera activa de cara a las compras, según un estudio de la consultora GfK. Sólo un 15% de los compradores online las ha utilizado con este fin. No obstante, sí tienen un papel cada vez más predominante para que las marcas ganen notoriedad con su público.

Podemos clasificarlas en dos grandes grupos: las redes sociales profesionales, que tienen por objetivo principal el de fomentar, incentivar y potenciar las relaciones entre profesionales, y las redes sociales generalistas o de ocio, cuyo principal objetivo es el de facilitar y potenciar las relaciones personales entre los usuarios que la componen.

Ante el importante crecimiento del comercio online, es normal que muchas empresas convencionales quieran ofrecer sus servicios o productos a través de Internet, sin embargo, hay peligros. La falta de infraestructura puede provocar: retrasos en las entregas, duplicado de pedidos, falta de stock, en incluso en algunos casos, cargos incorrectos, entregas equivocadas, etc.

Para muchos analistas del mercado online las redes sociales podrían ser un impulso relevante para el comercio electrónico y el tele-trabajo independiente. Las redes sociales pueden colaborar con aumentar el tráfico a nuestro lugar de exposición de productos y/o servicios aprovechando la segmentación de estas redes, generar confianza digital hacia nuestro nombre, marca u empresa. Esto, a su vez, redunda en más ventajas para nuestro negocio en Internet.

Nuestros compradores son usuarios de estas redes y es un interesante lugar para encontrarnos con ellos, hacerles llegar nuestros productos, promociones, ofertas especiales, servicios profesionales, entre otros. Y a su vez, nuestros clientes también se encuentran en estas redes, por lo que pueden comentar los beneficios de nuestra oferta, y nosotros podemos conocer sus intereses y opiniones.

Las redes sociales y el comercio electrónico están cambiando constantemente. Cambian tanto individualmente y además se complementan entre sí. Sabemos que gran parte del mundo esta conectado a Internet y tiene cuenta en alguna red social, por lo tanto, ningún comercio electrónico puede trazar una estrategia en la que no incluya atención especial a las redes sociales.

Con el crecimiento acelerado de internautas y de la presencia de éstos en las redes sociales, el marketing encuentra en ellas una fuente de clientes muy grande e importante lo cual las redes también han sabido adaptarse y orientar sus plataformas a la venta. El acceso a través de medios sociales puede tener un impacto muy alto sobre la duración de la visita de los clientes a en el sitio web. Esto crea más oportunidades de venta.

Ha sido enorme el beneficio que en términos de comunicación, información, comercio electrónico y entretenimiento ha supuesto la aparición de Internet, tanto para ciudadanos y consumidores como para empresas. Dentro de esta evolución tecnológica, y en particular en el paso a la Web 2.0, juegan un papel destacado las redes sociales, en cuanto plataformas tecnológicas que promueven la interacción social en línea entre varias personas, con finalidades de amistad o de intercambio de información.

Las reformas del hogar reviven gracias a Internet

Las reformas de casas reviven gracias a Internet. 2014 ha sido un año en el que se ha confirmado que quienes buscan profesionales de la construcción para reformas o servicios de hogar lo hacen mayoritariamente a través de Internet ya que permite comparar los precios entre profesionales del sector de la construcción de una manera más sencilla, ayuda a tomar decisiones más rápidas a la hora de hacer una contratación o compra porque proporciona buena información.

Para 2015 la tendencia seguirá en aumento puesto que cada vez son más las personas que van a reformar sus casas y el volumen de trabajos crecerá gracias a los repuntes económicos en el sector.

Según el Informe de Habitissimo, los propietarios de viviendas que pasan tiempo en casa, que necesitan realizar un lavado de cara, ponerla en venta, hacerla accesible o por una combinación de todo lo anterior, necesitarán contratar a profesionales de reformas o servicios de hogar a través de Internet.

En el tercer “Informe anual de obras, reformas y servicios de hogar” se confirma que los propietarios de viviendas seguirán haciendo reformas en sus casas o locales a través de Internet porque es un medio para encontrar profesionales de forma fácil, cómoda y segura.

Las reformas de hogar que más se han realizado durante 2014 han sido las de baños, cocinas, suelos, pintura, arquitectura y mudanzas. La previsión para este año es que estos trabajos aumenten gracias a que cada vez más personas deciden solicitar presupuestos a profesionales de reformas o servicios en Internet.

Los propietarios de viviendas han gastado para obras y reformas de hogar entre 500 y 2.000 euros en España e Italia.

Los datos para este informe se han obtenido de más de 900.000 peticiones de presupuestos para trabajos, reparaciones, reformas o servicios de hogar publicadas en la web de Habitissimo.

Para ello, las opiniones online serán determinantes a la hora de escoger presupuestos, profesionales o empresas que realicen estos trabajos. En muchas ocasiones los comentarios vertidos por clientes en redes sociales o marketplaces como Habitissimo condicionan cada vez más las decisiones de compra de la gente.

En el caso de los profesionales de reformas y servicios de hogar, contar con una Web, promocionarse en redes sociales, tener buenas opiniones, o contar con perfil de empresa han sido las principales herramientas online para para presentar presupuestos y conseguir trabajos. En 2014, 7 de cada 10 profesionales ya presentaban presupuestos para trabajos a través de móviles o smartphones, lo que indica que en 2015 estas opciones seguirán siendo las más sólidas en el sector para encontrar clientes a través de Internet.