Grupos Electrógenos - El mercado presenta opciones para todos los gustos

Destacados

Grupos Electrógenos – El mercado presenta opciones para todos los gustos

Publicado 29 abril, 2015

 Tras unos años de fuerte caída en el mercado de la construcción, sobre todo desde 2008, en los dos últimos años el sector parece haber alcanzado cierta estabilidad, lo que ha mejorado los niveles de negocio de los diferentes fabricantes de grupos electrógenos. La ferretería y el suministro industrial siguen siendo los principales canales.

Tan solo el año pasado, se comercializaron en el mercado español más de 150.000 grupos electrógenos de mayor y menor potencia, con un crecimiento en la facturación de aproximadamente el 8%, cifra espectacular teniendo en cuenta los precedentes, y que viene a hablar del inicio de la recuperación.

Aun así, se esperaba que la recuperación del mercado en general durante el 2014 fuera aún mayor, en España y en otros mercados. No obstante, distintos fabricantes punteros hablan de un inicio de 2015 esperanzador, en función de cierta alegría que se ve en el sector detallista, en función de los pedidos.

Este segmento, lógicamente está muy afectado por la recesión de la construcción, en el apartado de grupos electrógenos profesionales o semi-profesionales, y atacado también por la situación económica en la parcela de máquinas para actividades bricoladoras.

Diversificación de la producción

El incremento de las ventas en nuestro mercado, de grupos electrógenos nuevos, así como el mercado de máquinas de ocasión y de alquiler, para los que las principales marcas están cada vez mejor preparados, provoca que éstos diversifiquen su producción, fabricando máquinas para cada sector, con diferentes prestaciones, costes, tamaños y potencias, que influye en el precio.

El mercado mundial de grupos electrógenos ofrece grandes desafíos, tanto en la oferta como en la demanda. Por el lado de la oferta, ya no tiene sentido aquello de fabricar una única solución que valga para todas las necesidades. Las diferentes normativas sobre emisiones que hay actualmente en el mundo, así como la diversidad en las formas de trabajar, hacen que los fabricantes tengan que adaptar su oferta a cada uno de esos requerimientos.

Además, el impacto de la crisis internacional se sigue prolongando en el tiempo y, a pesar de que se están dando algunos signos macroeconómicos de mejoría, lo cierto es que la recuperación sigue siendo lenta.

Mercados de alquiler y de ocasión

Los proveedores y algunos grandes distribuidores han apostado por estar presentes en aquellas acciones laborales puntuales. Y, para eso, nada mejor que el alquiler.

Los grupos de las empresas punteras que operan en nuestro mercado son alquilados en casi todas las aplicaciones donde se requiera electricidad por un corto o un largo periodo de tiempo. Eso cubre pequeñas y grandes obras, eventos, industria, compañías públicas de electricidad, equipos de emergencia para fallos de suministro en la red, operaciones de rescate.

Las empresas de alquiler de maquinaria ven en ellos los valores que necesitan para la buena marcha de sus negocios: robustez, fácil manejo, bajos costes de mantenimiento, durabilidad.

De hecho, se diseñan y fabrican productos con el alquilador en mente. Muchas máquinas han sido primeramente diseñadas para el mercado del alquiler, con una robustez reforzada de la estructura, un alto nivel de insonorización, elementos flexibles para la manipulación del generador, un interface de uso flexible con opción de panel de control estándar y medidas analógicas, módulo automático de arranque-parada, monitorización de alarmas/cortes y un controlador digital mejorado que ofrece las mismas funcionalidades y posibilidad adicional de trabajar en frecuencia dual.

Estos grupos electrógenos también aportan al alquilador flexibilidad en la conexión eléctrica, ofreciendo varias alternativas, así como en la autonomía de combustible.

También está en crecimiento en nuestro país el mercado de los grupos electrógenos de   ocasión, presentados con el objetivo de llegar a un público más amplio con precios competitivos. Este tipo de generadores de ocasión se encuentran en buen estado y han pasado una revisión previa avalada por grandes expertos, por lo que no tienen porque dar ningún problema.
Además han sido fabricados con los mejores materiales del mercado; resistentes y con un diseño moderno que dan un nuevo aire al producto. Dentro de esta categoría el usuario puede encontrar una gran diversidad de modelos, con distintas potencias, tamaños y prestaciones para cada trabajo en concreto.

Reconocimiento en el exterior

Los proveedores españoles de este segmento han realizado una fuerte inversión en I+D+i en los últimos años, al ser cada vez más conscientes de su importancia para desarrollar y hacer competitivos sus equipos en el incierto entorno internacional.

Además de las mejoras tecnológicas incorporadas en los equipos españoles en los últimos años, hay que señalar el esfuerzo continuado de las empresas fabricantes a la hora de adecuarse a las normas y directivas, procedentes de la Unión Europea y de organismos como AENOR, en ámbitos como la seguridad laboral y el respeto al Medio Ambiente.

El consumo que hay ahora en nuestro país está en manos de las marcas españolas de prestigio, y las extranjeras, reconocidas en todo el mundo por su calidad y garantía. La fuerza del producto chino en este sector se apaga cada vez más.

La buena calidad de nuestros grupos electrógenos es tan patente, y tan conocida en Europa, que los fabricantes punteros han sabido colocarse en esos mercados, salvar cifras en muchos casos, y hacerse un hueco.

Esta progresión de las exportaciones ha sobrepasado Europa, por lo que las obras que se desarrollan en países hispanoamericanos cuentan con grupos electrógenos españoles.

En este sentido destaca la creciente presencia de los compresores españoles en mercados como Oriente Medio, Estados Unidos o Asia, alejados de los tradicionales destinos de la oferta española. También es muy importante el mercado norteafricano, especialmente Marruecos o Argelia.

Las marcas españolas son cada vez más reconocidas, tienen una cada vez mayor presencia internacional y en muchos casos son las marcas de referencia en el sector. 2014 ha confirmado la recuperación de la senda del reconocimiento y del crecimiento de nuestros grupos electrógenos en mercados internacionales exigentes.

Fidelidad al canal

En cuanto a la distribución, los proveedores punteros son fieles a los canales tradicionales, especialmente la ferretería y el suministro industrial, para las máquinas profesionales. El canal bricolaje sigue creciendo, ofreciendo máquinas más básicas, generalmente también de las marcas líderes.

En un entorno anterior en el que la compra de grupos electrógenos en nuestro país era muy considerable, con la ferretería, el suministro industrial y suministro para la construcción como canales indiscutibles, el establecimiento de bricolaje está haciéndose un hueco. Esto se debe a que continúa la tónica, cada vez más pronunciada, de adquirir más equipos para usos semi-profesionales o domésticos, de pequeña potencia, en detrimento de la compra de equipos profesionales.

En general, aunque se atisbe la recuperación, se tiende a renovar la maquinaria lo más tarde posible, a mirar mucho el precio y al alquiler.

 Gran diversidad de modelos

Un grupo electrógeno es una máquina que mueve un generador eléctrico a través de un motor de combustión interna. Son comúnmente utilizados cuando hay déficit en la generación de energía eléctrica de algún lugar, o cuando son frecuentes los cortes en el suministro eléctrico. Así mismo, la legislación de los diferentes países pueden obligar a instalar un grupo electrógeno en lugares en los que haya grandes densidades de personas como centros comerciales, restaurantes, cárceles, edificios administrativos, etc.
El sector ha evolucionado en los últimos años a pasos agigantados. Actualmente el grupo electrógeno tiene una larga lista de derivados como el generador gasolina o diésel, insonorizado o abierto.

Los grupos que podemos encontrar hoy en día ofrecen unas excelentes prestaciones. Ya no es necesario el constante mantenimiento, como tampoco necesita hacer paradas para recuperar potencia. Sí es cierto que, para que ofrezca buenos resultados debe manejarse con conocimiento y responsabilidad. Para que tenga más años de vida tiene que instalarse en una zona de excelente ventilación, lejos de lugares de alta temperatura y sobre todo, utilizar la máquina adecuada para la tarea adecuada.

Retomando la variedad de generadores, el objetivo de ofrecer una gran diversidad de producto no es otro que acercarse más a las necesidades del cliente. Cuántos más modelos de generadores o grupos electrógenos existan, más fácil será adaptarse a las exigencias del cliente.

Existe una diversidad de modelos en generadores y grupos electrógenos según el sonido, como los insonorizados, que atrapan el sonido y no permiten que salga al exterior, provocando una insonoración del producto.
La equipación del generador insonorizado hace que sea uno de los más vendidos hasta el momento. Puede instalarse en cualquier lugar, sin preocuparse del ruido ni de las molestias que pueda ocasionar.

Los grupos electrógenos abiertos son básicos, destinados para trabajos sencillos.

La característica del ruido es uno de los factores más evolutivos dentro de los generadores y grupos electrógenos. Además, el hecho de aparecer los generadores insonoros ha aumentado la venta de generadores, ya que presentan mejores prestaciones y más comodidades.
No solo el sonido es una de las características de peso dentro de la compra de grupos electrógenos, también esta la potencia y la calidad, además del diseño. Dentro de la categoría de potencia pelean por el mejor puesto los de funcionamiento a gasolina y los que utilizan diésel.

En el caso de los generadores gasolina funcionan con combustible gasoil, más costoso y probablemente uno de los más caros de mantener. Por el contrario ofrece una de las mayores potencias que podrá encontrar en cualquier otro generador eléctrico. Si vive en un lugar remoto y no tiene electricidad, los grupos electrógenos son la mejor herramienta para el usuario.

¿Diésel o gasolina?

Los motores de gasolina en los generadores electricos, son de 4 tiempos, presentan un desgaste calórico de 7600 Kcal/litro y están disponibles en el mercado tanto monocilíndricos o bicilíndricos.

En cuanto a las ventajas, los motores a gasolina poseen un arranque sencillo, se adaptan a las variaciones de temperatura y presentan escaso nivel de ruido si lo comparamos con los motores diesel.

La desventaja de los motores de gasolina es que al ser inflamables, no puede almacenarse gasolina en el interior de obras en construcción, por ejemplo. Tampoco puede almacenarse gasolina en el interior del motor por mucho tiempo, ya que se degrada y puede ensuciar el carburador del generador gasolina.

Los motores diesel son de 4 tiempos, ciclo Otto diésel, tienen un poder calórico de 9300 Kcal /litro y se encuentran en el mercado con 1 a 8 cilindros dispuestos en una línea, en dos líneas o en forma de V.

Su funcionamiento en altas temperaturas no presenta problemas, pero en temperaturas bajas se necesitará de la ayuda de calentadores que vienen incorporados en el motor.

La única desventaja de los motores diésel es que son altamente sensibles al agua. Por lo tanto, se deberá tener sumo cuidado de que no penetre agua de lluvia, por ejemplo, y contamine el combustible.

Contrariamente a los motores de gasolina, los motores diésel no son tan inflamables, por lo tanto no son explosivos. Además, este combustible no se degrada si se deja almacenado en el motor.

Al no ser explosivo, el combustible diésel puede almacenarse en obras de construcción, por ejemplo, para poder recargar el motor cada vez que sea necesario.

Es cierto que los motores diésel son más costosos, pero la ventaja, es que este tipo de combustible, es uno de los más económicos del mercado en el generador eléctrico diésel.

El trabajo que un generador diésel realizará, nos llevará a poder definir otros factores, que debemos tener en cuenta al adquirir un equipo que satisfaga nuestras necesidades, ya que no se requerirá de uno industrial, si lo que necesitamos es un generador eléctrico de emergencia para hacer funcionar un refrigerador hogareño, y viceversa, o generadores de luz.