El Tribunal Superior avala la legalidad del AKI en Durango

Destacados

El Tribunal Superior avala la legalidad del AKI en Durango

Publicado 14 mayo, 2015

Dos años después de que el centro de bricolaje AKI de Durango abriera sus puertas en el polígono Montorreta, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha confirmado la plena eficacia de la concesión de la licencia de actividad. Responde así al permiso tramitado por el Ayuntamiento y recurrido hasta en tres ocasiones -sin éxito- por las asociaciones de comerciantes +Dendak y Bizkaidendak. La sentencia es firme y concluye que no sólo no sobrepasa los 13.000 metros cuadrados de superficie construida por escasos “50 centímetros”, sino que los comerciantes llevan a cabo una medición errónea a la hora de establecer los límites de ocupación del polígono.

La sentencia, dictada a finales de abril, echa por tierra las expectativas de Bizkaidendak, Federación de Asociaciones de Comerciantes, Hosteleros y Empresas del Servicio de Bizkaia, así como de +Dedank, asociación de Durango y Iurreta. Ambos colectivos siguieron los pasos llevados a cabo contra la expansión del centro comercial Bilbondo y que hace cuatro años y medio se resolvió de forma favorable a los comerciantes, tras la demanda interpuesta ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Diferentes lecturas del Plan Territorial Sectorial (PTS) están detrás de la apelación de los comerciantes y la denegación del Contencioso Administrativo.

Según el último fallo, el plan parcial del Ayuntamiento de Durango establece que la parcela en la que se ha implantado el centro de bricolaje no debe superar los 13.000 metros cuadrados de uso comercial y no la excede por escasos 50 centímetros, por lo que su licencia es legal.

La alegación de los comerciantes discrepaba de “la interpretación jurídica del concepto polígono de actividad económica” en relación a los límites de edificabilidad. Y argumentan que si el PTS destina a uso comercial 13.000 metros cuadrados en Montorreta, dicha superficie ya estaba cubierta con los 32.468 metros cuadrados con los que cuenta el hipermercado Sabeco y que fueron construidos antes de que entrara en vigor del plan sectorial en 2007.

La sentencia advierte de un error de interpretación del Plan Territorial Sectorial. Mientras que los comerciantes toman el todo en lugar de una parte, el Ayuntamiento y el Tribunal Superior calculan la edificabilidad del polígono refiriéndose a la parcela en lugar de a todo el polígono, donde también se incluyen otras empresas.