El sector de la construcción comienza a levantarse

Destacados

El sector de la construcción comienza a levantarse

Publicado 23 septiembre, 2015

La producción del sector de la construcción registró de nuevo en 2014 un descenso en el mercado español. Así, en términos corrientes disminuyó el 2,4%, caída que sucede a los descensos anuales superiores al 10% contabilizados en 2012 y 2013, hasta situarse en 97.972 millones de euros. El valor de la producción crecerá un 3% en 2015.

Según el último informe sectorial de DBK, filial de Informa D&B (Grupo CESCE), el peor comportamiento en 2014 correspondió al segmento de obra civil, en el cual se contabilizó una disminución del 5,6%, hasta 20.433 millones de euros, suponiendo el 21% del valor total.

La actividad en el segmento de edificación residencial se contrajo un 2,3%, contabilizando un valor de 29.093 millones. El número de viviendas terminadas registró una variación negativa del 16,6%, hasta las 50.272, lo que contrasta con las más de 650.000 del ejercicio 2006.

En este marco, las empresas siguieron potenciando su actividad constructora en el extranjero, donde a pesar de las suaves caídas registradas en los dos últimos años, el valor de la producción volvió a superar los 35.000 millones de euros.

Moderado ascenso

AYERBE-okEn 2015 se prevé un moderado ascenso del valor de la producción, estimado en el 3%, lo que daría como resultado una cifra de 100.900 millones de euros y supondría el primer crecimiento de la actividad después de siete años consecutivos de caídas. Esta tendencia se afianzará en 2016, en un contexto macro económico favorable, de modo que en ese año se estima una variación ligeramente superior al 4%.

En enero de 2014 operaban en España 79.045 empresas dedicadas a la actividad de construcción, un 9,4% menos que un año antes. La desfavorable evolución de la demanda interna y los problemas financieros han motivado la desaparición de numerosos operadores en los últimos años, reduciéndose el número de compañías a menos de la mitad en el período 2008-2014.

Se aprecia un sensible descenso de la población ocupada en el sector desde el inicio de la crisis, si bien desde los últimos meses de 2014 el empleo ha vuelto a crecer. En el primer trimestre de 2014 la población ocupada se situó en 942.000 personas, cerca de la tercera parte del máximo alcanzado seis años antes. En el primer trimestre de 2015 se situó en 1.061.000 trabajadores, un 12,6% más que en el año anterior.

La salida de un gran número de empresas pequeñas y medianas del mercado ha incrementado el grado de concentración del sector. Los seis principales grupos reunieron de forma conjunta el 29,3% del valor de la producción en España, si bien se elevó hasta el 29,3% al considerar la producción total, incluyendo las actividades en España y el extranjero.

Indicios de mejora

IMCOINSALos indicios de mejora que empiezan a notarse en la economía española todavía no han hecho acto de presencia en el sector construcción, según indica el último informe de Euroconstruct para España. En efecto, 2013 fue otro año muy negativo en términos de producción constructiva, registrando una bajada del -18,8%. La tendencia negativa se prolongó durante 2014, si bien, con un impacto menos severo (-5%). La previsión para 2015 finalmente contempla un retorno a la zona positiva (+0,9%), con posibilidades de ir afianzándose en 2016 (+3,4%). Este cambio de tendencia es sin duda un hito significativo, aunque hay que tomar conciencia del pequeño impacto real que tendrá un avance de unos pocos puntos porcentuales tras dejar atrás siete años de contracción sin precedentes. En estas circunstancias, el sector puede experimentar crecimiento y continuar severamente deprimido al mismo tiempo.

Por lo que se refiere a la edificación es preciso no confundir la situación del mercado inmobiliario con la del mercado de la construcción propiamente dicho. Así, mientras sigue el desembarco de inversores internacionales en España a la captura de oportunidades tanto en activos residenciales como no residenciales, el flujo de nuevos proyectos tan apenas mejora y por tanto el nivel de actividad constructora continúa en mínimos.

Poca demanda de vivienda nueva

CONSTRUCCION-3-okSiguiendo con las conclusiones de este informe de situación y previsiones de Euroconstruct, la edificación residencial seguirá sufriendo las consecuencias de una demanda en horas bajas, pues sin duda sobre el comprador privado medio pesa más el impacto de la crisis sobre sus ingresos que las rebajas sobre la vivienda en oferta. En este entorno tan poco propicio, el sector tan sólo inició 34.000 viviendas durante 2013, que se espera que marquen el mínimo del ciclo. Una hipotética mejora hacia las 40.000 viviendas, una cifra muy poco ambiciosa, bastaría para causar incrementos de producción del 5% y del 8% en 2015 y 2016.

Eso sí, antes todavía será preciso capear un 2014 recesivo (-5%) a la espera no tan solo de mejoras en economía y empleo, sino también de ver cómo se aborda la fiscalidad de la vivienda en la reforma fiscal.

En edificación no residencial, el panorama es similar: todavía sigue siendo prematuro esperar crecimiento para 2014, pero la caída prevista (-5,5%) es claramente menor a la de los últimos años. La previsión para 2015 es de estancamiento (+0,3%) pero tras ese agregado neutro podría haber ya un cierto crecimiento en algunos segmentos no residenciales como la construcción relacionada con el comercio y la logística. Para 2016 se espera un crecimiento discreto (+3%), contando con que empezasen a remontar las oficinas de nueva planta, un segmento crítico para el sector por su elevada cuota de mercado.

La ingeniería civil continúa muy condicionada por los objetivos de déficit público, que se siguen considerando prioritarios a cualquier inversión en infraestructuras. Sin embargo, la tímida consolidación de la recuperación económica (más una pequeña contribución por parte del calendario electoral) abre un resquicio de esperanza para que la espiral negativa de inversiones toque fondo algo antes, con lo que 2014 podría ser el último año de contracción de la producción (-6,2%). El rumbo que tome el sector del 2015 en adelante estará muy condicionado por el volumen de inversión privada que se consiga atraer. De momento, el capital privado todavía tiene motivos para mostrarse prudente, de ahí que la previsión se limite a un crecimiento modesto para 2015 (+1,3%) y 2016 (+2,6%).

El sector cae un 55% desde 2007

HERRAMIENTAS-2-okEn base a los resultados del informe sectorial de DBK, la producción del sector de la construcción en España caerá un 6% en el bienio 2014-2015.

La prolongación de la baja de la actividad en España seguirá impulsando los procesos de expansión internacional de las empresas. El valor de la producción en el extranjero se situó en torno a los 40.000 millones en 2013, el 30% de la producción total

17 de julio de 2014. El valor de la producción en el sector de la construcción se ha situado en unos 87.000 millones de euros al cierre de 2014, un 6% menos que en el año anterior, acumulando una caída de más del 55% desde el máximo de 2007. Este descenso ha venido determinado principalmente por una caída prevista cercana al 15% en el segmento de obra civil, según el citado estudio de DBK.

También la edificación residencial mantuvo la tendencia a la baja de años anteriores, estimándose un retroceso del 5-6%, mientras que la construcción de edificios no residenciales caerá un 4%, en un marco de sensible disminución de la superficie visada de obra nueva en 2013 y los primeros meses de 2014.

Según DBK, el valor de la producción en el sector de la construcción en España se situó en 2013 en 93.096 millones, lo que supuso un descenso del 14,5% respecto a la cifra del año anterior, en el que había contabilizado una disminución del 18%.

Contracción en todos los segmentos

HERRAMIENTAS-1-okLa notable contracción de la inversión pública en infraestructuras explica el descenso del 23% registrado por la producción en el segmento de obra civil, hasta situarse en 22.471 millones de euros.

El valor de la producción en el segmento de edificación residencial experimentó el año pasado un retroceso del 12,5%, situándose en 25.165 millones de euros. El número de viviendas terminadas disminuyó hasta las 60.000, un 55% menos que en 2012 y un 90% por debajo del máximo alcanzado en 2006. Por su parte, sólo se iniciaron unas 34.000 viviendas, lo que contrasta con las 762.000 de 2006.

La actividad de las empresas españolas en el extranjero mantiene una evolución alcista, aproximándose ya el valor de la producción de 2013 a los 40.000 millones de euros.

Auge del alquiler de herramientas

Los principales actores de la Distribución de materiales y herramientas para la construcción van consolidando sus posiciones en nuestro mercado. Cadenas como BigMat, BdB, Grup Gamma, Ibricks, Ceramhome o La Plataforma de la Construcción, además de importantes suministros para la industria y la construcción, están aguantando el tirón, posicionándose en distintas provincias, y trabajando de acuerdo con el proveedor para llegar más y mejor al cliente final.

La presentación de los materiales, herramientas y productos relacionados con la construcción está ganando enteros. Los distribuidores se afanan en ofrecer sus artículos en una estructura limpia, ordenada, en la que la venta por impulso sea un valor añadido ante tanta competencia y ante la mala situación. A esto ayudan también los proveedores con sus diseños y presentaciones.
A medida que los contratistas incursionan en nuevos tipos de trabajos en respuesta a las cambiantes oportunidades del mercado o trabajos de temporada, con frecuencia descubren que las herramientas que poseen no son las adecuadas para el trabajo. Ya sea que necesite un mayor o menor tamaño, o una herramienta totalmente diferente, si las herramientas de construcción que tiene a la mano no son las correctas, ahorrará tiempo y obtendrá un mejor resultado si procura utilizar la mejor herramienta posible.

Con una amplia selección de herramientas profesionales para construcción, compactación, demolición, cuidado de pisos, jardinería, pintura, plomería y trabajos de remodelación, algunos Centros de Alquiler de Herramientas facilitan el alquiler de la herramienta adecuada en el momento en que el profesional la necesita.

En los principales centros de alquiler, las herramientas son de marcas de primera línea, se ofrece limpia, con buen mantenimiento por parte de expertos técnicos y lista para usarse. Además, el profesional puede recibir asesoramiento sobre la herramienta que verdaderamente necesita para su labor.

Esta es una buena solución para los usuarios que solo necesitan utilizar una herramienta un par de veces al año, y como las herramientas disponibles para alquiler se reemplazan aproximadamente cada tres años, ello le ofrece una excelente oportunidad para probar lo último en tecnología en el mercado. Incluso puede comparar diferentes marcas en la obra de construcción, donde realmente cuenta, para que conozca cuál funciona mejor.

En la amplia gama que podemos encontrar en los principales centros, tenemos martillos demoledores y rotativos, sondas para desagües de aguas negras, herramientas para cortar y mezclar cemento, sierras mecánicas, equipo para soldar y para triturar cemento o clavadoras, entre otros muchos.

Para despeje de la obra, jardinería o cuidado del césped, también se alquilan herramientas como cultivadores, cortadores de troncos, podadoras, rastrillos o desbrozadoras.

En este rango está proliferando la venta posterior de herramientas de alquiler, ya que hay contratistas que alquilan un mismo tipo de herramienta 20 a 30 veces año, y después deciden comprarla en la sección de herramientas usadas porque saben que esas herramientas reciben un buen mantenimiento y son de marcas de gran calidad.

La exportación como salvavidas

CONSTRUCCION-2-okLo mismo ocurre con los fabricantes e importadores de herramientas y productos para la construcción, que continúan cautos, aunque ha subido la demanda de sus artículos. La mayoría siguen siendo cada vez más fieles a la exportación. Destacan en este sentido la buena acogida de la oferta española para la construcción en países latino americanos, algunos en constante desarrollo de demanda como México, Costa Rica, Perú, Ecuador, Bolivia o Panamá, muy receptivos al producto español, en los que grandes compañías constructoras nacionales ven como se les adjudican interesantes proyectos.

El norte de África, en especial Argelia, Marruecos y Egipto, siguen siendo mercados crecientes para los intereses de nuestros fabricantes. Y también destacan las incursiones que se están realizando a países asiáticos como Qatar, Dubai o Rusia. Los países de Europa del Este, emergentes hace pocos años, se han ido desinflando para nuestros intereses, según comentan algunos fabricantes del sector.

Cae la confianza del consumidor

REHABILITACION-okLa Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción, Andimac, impulsa y coordina el Observatorio del Mercado Español de Materiales de Construcción y equipamiento de Vivienda, en colaboración con organizaciones tanto nacionales como europeas de análisis del mercado, y realizado por la consultora especializada Arthursen.

Según su informe, la profunda crisis inmobiliaria ha supuesto una caída del 95% en la construcción de vivienda y a un descenso del precio de la vivienda nueva que, según datos del INE, llega al 30% de media desde 2007. Sin embargo, este descenso del precio de la vivienda nueva no se refleja en las ventas, que también han caído un 85% en este periodo. En paralelo, el precio de la vivienda de segunda mano ha perdido un 47%, lo que ha permitido que las transacciones de estas viviendas cayeran solo la mitad (42%).

Frente a estos datos, la confianza del consumidor en la economía desde 2007, según datos del CIS, ha caído solamente un 20%, con dos momentos puntuales de mayor crisis en la segunda mitad del 2008 (cayó un 45%) y la segunda mitad del 2012 y primera del 2013 (cayó un 50%). Esta información está en línea con la evolución del gasto familiar que, según los datos del INE, ha caído un 14% de media por familia y solo un 9% en total desde 2007 (gracias a que el número de hogares ha crecido un 5,8%, pese a una ligera caída en 2013).

El parque de viviendas ha seguido aumentando, así como la antigüedad media de los inmuebles, lo que hace que la reforma, más ligada que la adquisición de vivienda nueva, envejecimiento de la población, a la capacidad de gasto familiar y al índice de confianza del consumidor, sea un segmento estable donde refugiarse en tiempos de crisis.

Siete años de caída

En este entorno, el mercado de materiales de construcción y decoración de viviendas sumó en 2013 su séptimo año consecutivo de caídas (-13,5% frente al -8% en 2012), acumulando una pérdida de actividad del 70% desde el año 2006, en el que alcanzó su máximo histórico.

Las previsiones para los próximos años provocaron una ligera caída de actividad del 2,1% en 2014 y la previsión de una leve recuperación del 1,3% en 2015.

Sin embargo, la caída de actividad en 2013 se ve compensada en parte por el aumento de superficie media construida (disminuye más la construcción de edificios que la de la vivienda unifamiliar) y por la inflación del precio de los materiales, que en conjunto ha llevado a que el mercado solamente cayera en valor un 11,0% en 2013 (-7,3% en 2012). Estos datos hacen referencia al conjunto de materiales de construcción, si se fija la atención en una cesta tipo que represente las principales familias comercializadas por la distribución, la caída de la distribución se sitúa en torno al 7% en 2013, con pequeños repuntes en algunas regiones del país y en especial en el ámbito de materiales ligados a la reforma, vertebrados por la cerámica.

Asimismo, los resultados de 2014 indican que se detiene la caída y se comienza una pequeña recuperación del 2,6% en 2015.

El valor del mercado de los materiales de construcción y decoración de viviendas ha pasado de 47.628 millones de euros en 2007 a 16.027 millones de euros en 2013, con una previsión de 16.047 millones de euros en 2014 y de 16.476 millones de euros en 2015.

El sector cerámico sufre mucho la crisis

Por familias de materiales, las que más han sufrido la crisis son aquellas asociadas a la construcción de estructuras, fachadas y tejados y exteriores. Entre estas familias de productos destaca la “cerámica basta, tejas y cubiertas”, que ha caído un 82,3%.

Por el contrario, las familias de materiales más utilizadas en la reforma de la vivienda son las que mejor comportamiento están teniendo, destacando las familias asociadas al bricolaje (en conjunto cayeron un 49% desde 2007 a 2013) y a la reforma de cocinas y baños, con una caída acumulada del 54,5% en este periodo.

En el bienio 2014–2015, se mantendrá el comportamiento diferenciado de estas familias, lo que llevará a que las asociadas a la construcción de estructuras, fachadas y tejados y exteriores seguirán con una ligera caída en 2014 y empezarán a recuperarse en 2015. Por su parte, las familias asociadas a la reforma y al bricolaje se espera que comiencen su recuperación a partir de 2014.

Al analizar el comportamiento del mercado por comunidades autónomas, Castilla La Mancha y Murcia han visto como su actividad se reducía entorno al 80% en el periodo 2007 a 2013. Destacando especialmente la provincia de Toledo, donde la caída de actividad ha superado el 85%.

En el otro extremo se encuentra el País Vasco, con un descenso inferior al 45%, conseguido gracias al comportamiento del mercado en Vizcaya, con una caída que ronda el 30% en el periodo 2007-2013.

Rehabilitación de viviendas

La rehabilitación es una actividad económica muy diversa que abarca desde la corrección de patologías estructurales en los edificios hasta reformas para facilitar la accesibilidad de sus habitantes (instalación de ascensores, rampas…), pasando por las inversiones en eficiencia energética, ya sean actuaciones vinculadas al aislamiento de los edificios o en energías renovables.

La variedad de actuaciones explica la elevada permeabilidad de la inversión en rehabilitación hacia otros sectores económicos: de acuerdo con el Informe Construmat, por cada euro invertido no solo se genera un 85% de actividad económica adicional, sino que por cada puesto de trabajo directo se generan 1,67 nuevos empleos. La inversión para crear un nuevo empleo en rehabilitación (65.000 euros) es inferior a la requerida en el resto de actividades constructivas o industriales. La calefacción geotérmica también genero mucha actividad y con ello la inversión en calefaccion geotermica creció un 5,5%. Los proveedores de sistemas de energias renovables están apostando por este tipo de sistemas de calefacción por las ventajas que tiene como el ahorro en el medio ambiente.

La capilaridad económica de la rehabilitación es muy elevada, pues tiene la capacidad de incidir en múltiples sectores de la economía. Solo la industria cárnica y el reciclaje presentan multiplicadores de producción más elevados, aunque ambos tienen un peso económico menor en valor absoluto. Otra de las características de la inversión en rehabilitación es que el 55% de los recursos se transfieren al sector de la construcción, lo que aconseja impulsar la inversión pública en este ámbito para reactivar el sector.

El de la rehabilitación es también uno de los sectores con mayor participación local en los beneficios que genera: se estima que alrededor de un 80% de la repercusión económica derivada de esta actividad se queda dentro de la región en la que se realiza la inversión. Sólo un 7% del valor añadido creado se fuga fuera de España.