Éxito de las reuniones de Grupo Ibricks con sus distribuidores en 2015

Destacados

Éxito de las reuniones de Grupo Ibricks con sus distribuidores en 2015

Publicado 4 diciembre, 2015

¿Qué puede hacer un almacén para potenciar su negocio? ¿Cómo le ayuda Ibricks a hacerlo?

Estas son las preguntas que a las que se da respuesta en las reuniones que cada año organiza Ibricks con sus actuales 245 asociados. Estos encuentros, que el equipo de Ibricks organiza por las distintas zonas del territorio nacional, son una de las acciones más importantes que realiza la central para conocer aún más profundamente la realidad de sus asociados y exponer sus líneas de actuación al respecto.

Este año se analizaron 3 aspectos básicos para entender la relación central-almacén y todas las posibilidades que Ibricks pone al alcance del asociado para que mejore su cuenta de resultados. Por un lado se analizó el modelo de negocio de Ibricks como central de compras colaborativa, que promueve la fidelidad natural del almacén a través de la confianza que genera, sin imponer elevadas obligaciones y consiguiendo siempre un beneficio neto para el asociado. La confianza es fruto de una buena labor profesional y unos valores basados en la ética y la honestidad. Esta es la clave del éxito de Ibricks, sobre la que pivotan todas sus acciones y resultados.

En segundo lugar se revisaron los resultados en el área de compras en 2015, donde se han incrementado notablemente los ahorros conseguidos y el ahorro medio del almacén, a la vez que se trataron las tendencias de mercado en producto y el planning de trabajo que Ibricks para a realizar en 2016, un total de 9 bloques de acciones a lo largo del año para fortalecer la confianza y mejorar el ahorro.

Por último se expuso el área de marketing, donde un almacén tiene múltiples opciones para incrementar sus ventas. El estudio de la competencia, el conocimiento profundo del cliente y sus necesidades, y la existencia de puntos estratégicos en los que el almacén puede ser superior a las grandes superficies y a otros competidores, fueron algunos de los aspectos más importantes que se trataron.

La diferenciación entre el cliente profesional y el particular sigue estando ahí, y ambos segmentos deben tratarse con acciones específicas y diferenciadas, con un adecuado plan de marketing que tenga al menos un horizonte anual. Y esto es lo que Ibricks facilita a sus asociados: un plan de acciones en 2016 que cubre ambos públicos a un coste muy competitivo y con las mínimas gestiones por parte del almacén.

En las reuniones del pasado noviembre se expuso dicho plan de marketing, que abarca un total de 5 tipos de acciones a lo largo de todo el año, tanto para el cliente profesional como para el particular. Este plan tuvo un gran éxito de acogida, con numerosos asociados que mostraron su disposición a realizarlo.

Ibricks es un grupo plenamente comprometido con su misión: aumentar la competitividad del almacén y mejorar sus resultados.